El SOI acusa a Rodríguez de enchufar al nuevo gobernante de la residencia de Oña

diputación 1

El Sindicato Obrero Independiente ha cargado, este lunes, contra el vicepresidente de la Diputación Provincial, y responsable de personal, Lorenzo Rodríguez, por elevar al puesto de «gobernante de residencia» en Oña a quien actualmente obstenta el cargo de teniende de alcalde en el Ayuntamiento de Oña, gobernado por el PSOE.

Desde el SOI destacan que, ya en 2016, la misma persona, siendo ya concejal de Oña, fue comisonado como «auxiliar administrativo». La diferencia, explican desde el sindicato, es que entonces el propio Rodríguez lo calificó como «dedazo en el cortijo de Rico», mientras que ahora cuenta con el apoyo del Grupo de Ciudadanos para pasar a esta persona a un puesto donde puede llegar a percibir hasta 1.000 euros más al mes.

Desde el SOI denuncian que muchos trabajadores laborales de la diputación acaban calificados como no aptos y recolocados en puestos de inferior categoría mientras que aquellos que están afiliados al PSOE o a UGT logran puestos de funcionarios de grupos superiores.

A juicio de este sindicato, se trata de un «cambio de cromos» entre el alcalde socialista del PSOE y «su amigo íntimo», Borja Suárez, que preside el PP burgalés, como antesala de algún acuerdo.

Además, SOI sigue denunciando la situación que atraviesa la residencia de Oña, donde no hay enfermero de noche, falta el médico muchos días, los servicios de terapia y fisioterapia funcionan a medio gas y se está contratando personal no sociosanitario para labores sanitarias bajo la excusa del Covid.

Estas y otras carencias, tanto en Oña como en el resto de las residencias, están lastrando el prestigio de las mismas. Según SOI antes los trabajadores se peleaban por entrar y ahora «se empujan por salir».

OTRAS NOTICIAS