El skatepark de Burgos, entre desperfectos y pintadas

Skatepark San Isidro (Septiembre 2023)

El espacio del skatepark, ubicado en el cerro de San Isidro de Burgos, ofrece una imagen cuestionable a pesar de las últimas labores de mantenimientos realizadas por el Ayuntamiento.

Esta instalación, dedicada a los aficionados de este deporte que exhiben su habilidad haciendo trucos y piruetas con sus monopatines, patinetes o, incluso, bicicletas BMX, lleva tiempo suscitando quejas por su falta de conservación, donde las estructuras muestran varios desperfectos.

Entre ellos, se puede observar cómo las escuadras de acero que van pegadas al hormigón están despegadas y separadas, dejando así parte de ellas «flotando» en el aire. Además, también hay bordillos desprendidos y bloques de hormigón que se encuentran completamente resquebrajados, justo en los apoyos donde los deportistas toman impulso o terminan sus cabriolas.

Por otra parte, los grafitis y las pintadas también suponen un peligro a la hora de realizar estas actividades. Y es que muchos restos de pintura o sustancias químicas con las que se dibujan pueden facilitar el caerse o resbalarse a los aficionados, ya que estos elementos provocan que los ruedas de estos vehículos no se adhieran ni tengan un buen contacto con el asfalto.

A pesar de las tareas llevadas a cabo por el Ayuntamiento de limpieza, nivelación y mejora en la potencia de la iluminación en la zona, hay todavía varios aspecto a pulir y que pueden ocasionar caídas o lesiones a todo aquel que practique este deporte.

Las reclamaciones y quejas de los skaters también se centran en la importancia del levantamiento de vallas y la vigilancia con el fin de evitar que se repitan las pintadas. Por ejemplo, en este sentido, la colocación de cámaras de vigilancia podría resultar útil.

OTRAS NOTICIAS