El San Pablo suda para lograr la victoria ante el Estudiantes

San Pablo-Estudiantes/acb Photo E. Candel
San Pablo-Estudiantes/acb Photo E. Candel

Al fin tomó el San Pablo Burgos el Palacio de los Deportes de Madrid. Los burgaleses se impusieron frente a Movistar Estudiantes en un partido que supieron controlar y en el que llegaron a mandar hasta por once puntos. El ajustado final convirtió el choque en una partida de ajedrez que terminó cayendo del lado burgalés. El jugador más valorado para el equipo de Joan Peñarroya fue Augusto Lima (14 puntos, 14 rebotes y 23 créditos de valoración). Comenzó con fuerza el San Pablo Burgos en el WiZink Center. La labor en defensa y un parcial de 0- 7 puso la máxima de los castellanos en los ocho puntos (2-10).

Los de Peñarroya continuaban mostrándose sólidos, controlando el rebote con Clark y Salvó, mientras los estudiantiles se aferraban a los puntos de Palacios para mantenerse en el encuentro (8-14). Rivero subió la renta hasta los nueve puntos, pero una canasta final de Dangubic dejaba la ventaja de los burgaleses en siete al final de un completo primer cuarto en Madrid (10-17).

Se recuperaba Movistar Estudiantes al inicio del segundo periodo y aprovechó sus opciones para volver a poner el equilibrio en el electrónico (17-17). Earl Clark trabajaba para obtener segundas opciones en el ataque y devolver los mandos al cuadro visitante (20-23). Los de Dzikic encontraban ahora mejor acierto en sus acciones ofensivas (25-25), pero los rebotes de Lima y los puntos de Benite y de Clark volvían a abrir brecha en el partido (25-32). Dos triples, uno en cada bando, enviaron el choque al descanso con siete arriba para los burgaleses (28-35).

El equipo burgalés se apoyó en Lima para llevar la renta hasta los once puntos (28-39). El hispanobrasileño crecía en su absoluto dominio por controlar el rebote y eso, sumado a una interesante versión de Clark, les permitió a los castellanos conservar la delantera (37-43). Brizuela y Dukan procuraban una buena anotación para los estudiantiles, mientras Benite hacía lo propio con los de Peñarroya (47-51).

El intercambio final de golpes dejaba aún al San Pablo Burgos por delante cuando finalizó el tercer cuarto (52-58). El idilio de Lima y los rebotes continuaba en el arranque del último parcial. Scrubb y Dukan recortaban diferencias de tres en tres (58-60), pero los burgaleses querían mantenerse con ventaja. Los triples de McFadden y Barrera obligaban al tiempo muerto local (58-67). La vuelta de la pausa favoreció a Movistar Estudiantes, que apretaba los dientes en defensa para volver a ajustar el encuentro (63-67). Los puntos de Fitipaldo y Clark le daban aire a los burgaleses, que seguían llevándose el triunfo momentáneo (64-72).

La inconmensurable aportación de Brizuela para los madrileños y de Pressey (73-76). McFadden marraba dos ataques consecutivos, los de Dzikic tampoco aprovechaban los suyos. El escolta de los burgaleses visitaba la línea de tiros libres y anotaba uno (73-77) antes de que Pressey convirtiera un triple (76-77). El duelo se iba al tiempo muerto. Clark colaba en el aro uno de sus dos libres (76-78). Nueva pausa con cuatro segundos restantes. Brizuela probaba suerte, no entraba; Palacios recogía el balón y probaba de nuevo, el balón se negaba a entrar.

Con el corazón en un puño, el San Pablo Burgos sellaba su victoria en el WiZink Center (76-78). El próximo partido de Liga Endesa para el San Pablo Burgos se disputará frente a Unicaja el sábado 30 de noviembre, a las 18:00 horas, en el Coliseum.

loading...