El San Pablo sigue haciendo historia y ya es finalista

Clara victoria de los burgaleses que disputarán este domingo la gran final de la BCL

Foto: SPB-Borja B. Hojas
Foto: SPB-Borja B. Hojas

Más lejos que nunca. Hasta la final de la Basketball Champions League (BCL). El Hereda San Pablo Burgos conquistó la victoria frente al JDA Dijon con un duelo regular de trabajo colectivo que el cuadro dirigido por Joan Peñarroya supo manejar durante los cuarenta minutos. Los castellanos avanzan así hasta la primera pelea por un título continental de su historia, toda una gesta para el club y para la ciudad de Burgos.

Los compases iniciales de la primera semifinal de la Final 8 de la BCL arrancaron con el máximo equilibrio en el marcador. Un parcial de 0-7 para los franceses les otorgaba una renta de cuatro puntos (7-11), justo antes de que Vitor Benite convirtiera un parcial de 10-0, lo que obligó al JDA Dijon a parar el choque (17-10). Thad McFadden llevaba la diferencia a nueve con un triple (20-11), la misma acción que llevó a Ken Horton a ponerle el broche al primer cuarto (23-13).

La línea exterior de los castellanos había funcionado en el periodo inicial, así que Álex Barrera volvió a probar suerte desde allí (26-14). Chase Simon se erigía en el líder de los de Laurent Legname y Abdoulaye Loum le ayudaba en la tarea de recortar diferencias (26-18). La intensidad y el potencial ofensivo del Hereda San Pablo Burgos funcionaban a la perfección y le llevaban a consolidarse como líder del electrónico con una máxima de 18 puntos (36-18). Los franceses trabajaban para hacer efectivo un parcial de 2-12 que reducía la renta burgalesa (38-30). Las últimas acciones del periodo eran para los castellanos, que enfilaron el túnel de vestuarios con 13 puntos de ventaja (43-30).

El JDA Dijon volvía a la pista con la sólida intención de volver a meterse en la pelea por el partido reduciendo la renta de los de Peñarroya a seis puntos (45-39). Su capitán, Axel Julien, comandaba a los franceses en la cancha y participaba en un parcial de 0-8 que conservaba esa distancia (55-49). El equipo burgalés procuró poner su esfuerzo en abrir espacio en el electrónico cuando se llegó al término del tercer cuarto (59-50).

El intercambio de golpes inauguró el último parcial de la semifinal europea, lo que favorecía al equipo castellano, que comandaba el choque con Benite como líder anotador mediado el periodo (73-57). Apenas cuatro minutos separaban a los burgaleses de la primera final europea de su historia. Y dejaron escapar su oportunidad. El Hereda San Pablo Burgos cerró en los últimos instantes del encuentro su cita con la historia tras imponerse al JDA Dijon (81-67).

El equipo burgalés disputará la primera final europea de su historia en la Basketball Champions League ante el AEK , este domingo 4 de octubre, a las 19:00 horas.

loading...