El San Pablo logra el más difícil todavía

Vence en Riga con sólo siete jugadores profesionales

VEF Riga-Hereda San Pablo Burgos

El Hereda San Pablo Burgos salió victorioso (45-67) de una complicadísima visita a VEF Riga, a la que llegaban con cinco bajas de la primera plantilla y después de dos semanas prácticamente sin actividad por la afectación del COVID-19 en el vestuario. El cuadro que dirige Joan Peñarroya completó un partido de un mérito extraordinario, en el que lograron imponerse gracias a un perfecto esfuerzo defensivo ante un conjunto letón que no disfrutó de su mejor acierto anotador. La tremenda capacidad de sobreponerse a la adversidad de los castellanos logró traducirse en su tercera victoria de los Playoffs de la Basketball Champions League (BCL), con la que se mantienen invictos en esta fase de la competición europea. San Pablo acaricia la clasificación para la Final a 8 de la competición.

La primera parte fue bastante igualada, aunque casi todas las ventajas correspondían al equipo burgalés, finalmente al descanso, el Hereda San Pablo, se iba con una buena renta, nueve arriba (26-35).

El regreso a la pista devolvió a la misma versión del cuadro burgalés, que continuaba realizando un fantástico papel en el partido a pesar de las bajas e incluso lograba ampliar su ventaja hasta los 11 puntos (32-43). En el último cuarto un parcial de 0-9, por medio de Rivero, McFadden y Salash , dejaban el partido encarrilado, para finalizar con una clara victoria (45-67).

El equipo burgalés disputará su próximo partido de Basketball Champions League ante Igokea, el martes 30 de marzo, desde las 18:30 horas, en el Coliseum; antes casi sin descanso el equipo tiene partido de acb, este sábado, en Málaga.