ARCHIVADO EN

El retorno de la actividad deportiva en el polideportivo de Río Vena vuelve este domingo

Las obras que se están llevando a cabo en el Centro Cívico y en el polideportivo de Río Vena han provocado que durante estos meses no se hayan podido desarrollar actividades deportivas en su interior, aunque será este domingo cuando se retome la acción.

Así lo ha confirmado la alcaldesa de Burgos, Cristina Ayala, en una visita a las instalaciones, donde ha señalado que son muchos los usuarios y competiciones que utilizan este centro y que, según sus palabras, «se pondrá de nuevo en marcha» para no perjudicar las otras intervenciones que se están ejecutando.

En este sentido, la primera edil ha asegurado que la cobertura envolvente exterior está concluida «prácticamente al 100%», ya que es la zona donde más se ha avanzado. Sin embargo, la parte que lleva más retraso es la de la accesibilidad, donde aún están a menos de la mitad de la culminación del proceso.

No obstante, Ayala ha destacado la importancia que ha supuesto la rampa que se ha construido en la que será la nueva entrada al recinto deportivo, situada detrás de la entrada al centro cívico y que contará con un pequeño graderío. La alcaldesa ha puesto en valor que, de esta manera, las instalaciones mejoran en materia de accesibilidad.

Además de estas actuaciones en la envolvente y en la accesibilidad, también se han llevado a cabo una reforma en los vestuarios y la sustitución del parqué y del montacargas. El Centro Cívico Río Vena se trata del centro más antiguo de la ciudad y Ayala ha indicado que el Ayuntamiento de Burgos «siempre será receptivo» tanto a los servicios que se prestan en el interior como a la mejora del aspecto exterior.

Aun así, el resto de actividades que se efectúan en el centro cívico se están desarrollando con total normalidad, como pueden ser cursos, talleres o el uso de la biblioteca. De esta forma, los horarios del centro cívico y los del polideportivo se compatibilizarán al tener ahora dos accesos independientes al recinto.

Cabe recordar que esta es la tercera fase de las obras de este centro cívico, iniciadas por el anterior Equipo de Gobierno, y que han supuesto un desembolso de 3.600.000 euros por parte del Ayuntamiento. Hace dos meses, la corporación municipal aprobó 600.000 euros más para acometer distintas intervenciones como la solución para la evacuación de las aguas fluviales, el impulso de unos nuevos sistemas de protección para la cubierta y la inclusión de nuevas áreas como un sótano que acondicionaron como espacio de almacenamiento.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS