El PSOE se queda solo en su pretensión de no suprimir el impuesto de sucesiones

Virginia Barcones (Febrero 2019)

El Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León se ha quedado solo en su pretensión de no suprimir el impuesto de sucesiones y donaciones, a través de una Proposición No de Ley que ha sido rechazada por el PP y Cs.

Los socialistas no solo planteaban que se mantuviera este impuesto, que finalmente ha sido suprimido por el Parlamento autonómico, y que se destinasen los 35 millones de euros que se recaudaban hasta la fecha a través de él a nuevas unidades de radioterapia en las provincias que no cuentan con ello.

Por si esto fuera poco, solicitaba que con ese dinero se pusiesen en marcha o complementasen las bonificaciones fiscales al mundo rural.

La viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Virginia Barcones, ha explicado que esta propuesta pretendía contribuir al equilibrio territorial de Castilla y León y de que “unos pocos, que son los que más tienen, los que más heredan, sigan contribuyendo en beneficio de toda la Comunidad”.

La propuesta proponía dedicar esos 35 millones a poner en marcha las unidades de radioterapia en esas provincias y El Bierzo entre el año 2021 y 2022 después de 14 años de “promesas y mentiras del PP”.