El PSOE reconoce que preveía el caos en movilidad y no hizo nada para evitarlo

El caos generado en la capital burgalesa a raíz de la entrada en vigor de la nueva Ordenanza de Movilidad es responsabilidad del PP y Vox, según ha señalado este jueves la portavoz del equipo de Gobierno local, la socialista Nuria Barrio.

Barrio ha eludido toda responsabilidad en la coyuntura por la que atraviesa la ciudad por la entrada en vigor del nuevo texto normativo y ha acusado a ambas formaciones de promover «confusión» en torno a la movilidad, por no estar de acuerdo con el texto.

Barrio ha asegurado, además, que el PSOE ya preveía que esta situación se viviese en la ciudad a raíz de la entrada en vigor de la ordenanza, ya que los socialistas se habían fijado en el modelo de Bilbao para saber qué ocurrió allí con la entrada en vigor de medidas como la limitación de la velocidad a 30 kilómetros por hora y desde este Ayuntamiento se advirtió de que la capital vizcaína vivió meses de protestas y movilizaciones hasta que pudo explicar a la ciudadanía las medidas que contemplaba el texto normativo.

Así las cosas, a la portavoz socialista no le ha quedado más remedio de reconocer que el equipo de Gobierno pudo adelantarse a esta coyuntura para informar sobre los cambios que supondría la ordenanza, si bien ha insistido en que aún hay tiempo para hacerlo.