El PSOE pide explicaciones sobre el rumbo de la educación en CyL a la consejera

El portavoz socialista de Educación, Fernando Pablos, insta a la consjerea a que dé explicaciones sobre por qué ha puesto al servicio de Pablo Casado la educación de Castilla y León.

Rocío Lucas, consejera de Educación
Rocío Lucas, consejera de Educación

El portavoz socialista de Educación, Fernando Pablos, ha comunicado este sábado, que el Grupo Parlamentario Socialista ha registrado en las Cortes de Castilla y León la solicitud de comparecencia de la consejera de Educación, Rocío Lucas, para que “dé explicaciones por qué ha puesto al servicio de Pablo Casado la educación de Castilla y León”.

El portavoz califica de “urgente” la explicación de Lucas en el parlamento autonómico y considera “indecente” que Pablo Casado haya dado instrucciones a los presidentes autonómicos de su partido para que intenten retrasar “la aplicación de una ley que va a ser aprobada en el Congreso de los Diputados”.

«Y mucho más indecente es que la consejera de Educación y el tándem Igea Mañueco hayan puesto la educación de Castilla y León al servicio de Casado al hacerle caso”, apunta Pablos.

Por su parte, el socialista subraya que la normativa que regula el acceso de los centros educativos en Castilla y León, siempre se han publicado a finales de enero o principios de febrero. «Jamás en el mes de diciembre como ha hecho este año la Junta siguiendo órdenes de Pablo Casado», remarca Fernando Pablos que califica este adelanto de «gravísimo».

«Supone poner la educación al servicio del PP y no puede quedar sin explicación», afirma el socialista.

«La Ley Wert es la ley educativa aprobada con menos consenso de toda la democracia y   todos los partidos políticos excepto el PP se pusieron de acuerdo para derogarla cuando hubiera una mayoría parlamentaria suficiente», recuerda Pablos.

“En los próximos días España superará la ley educativa aprobada con menos consenso en nuestra democracia y frente a la nueva ley, con muchísimo más consenso educativo y parlamentario, solo está la derecha de siempre y algunos intereses corporativos», concluye.