El PSOE pide a César Rico que reconsidere la subida a las residencias

El Grupo Socialista en la Diputación pedirá en el próximo Pleno que Rico rectifique la subida del 50% en los precios públicos de las residencias. Como se ha podido saber, la práctica totalidad de las familias de los residentes de una de las residencias han presentado un escrito a la Institución provincial quejándose del precio abusivo y de las dificultades que tienen para poder hacerse cargo del servicio. Si a la subida del 50% en el precio público le sumamos la eliminación de las ayudas a la dependencia y el coste de muchos medicamentos y elementos sanitarios que tienen que sufragar por no estar incluido en el precio de las residencias, la situación se ha vuelto “totalmente imposible” para muchos residentes.

El portavoz socialista en la Diputación, José María Jiménez, recuerda que aunque la intención inicial de la Diputación era subir un 100% el precio, éste y gracias a la insistencia de su grupo, quedó finalmente en un 50%, que sigue siendo una subida “desproporcionada e injusta”.

En concreto, el nuevo precio alcanza los 1.400 euros al mes, una cuantía superior a la de muchas residencias privadas y “abusiva viniendo de una administración pública”.

Jiménez anuncia que se hará eco de las demandas de los familiares y pedirá en la Diputación una rectificación inmediata; «si en su día se argumentaron razones económicas, el superavit del último ejercicio permite perfectamente rectificar esta injusta decisión”.

Por último, el portavoz socialista, que está convencido de que a la voz crítica de los familiares de los residentes de Fuentes Blancas se sumarán las de otras residencias, lamenta además que la Diputación informase a los afectados tres días después de la aprobación definitiva de la ordenanza (el 10 de diciembre), dificultando que en su momento que las familias presentaran alegaciones a tan desproporcionada subida. «Era predecible que los afectados por esta situación acabasen protestando por lo irracional e ilógico de la medida», concluye Jiménez.