El PSOE denuncia el “auténtico fracaso” de la política forestal de la Junta

Río

La portavoz socialista de Fomento y Medio Ambiente, Ana Muñoz de la Peña, defendió en la Comisión celebrada en las Cortes una proposición no de ley para que la Junta elabore, en desarrollo del Plan Forestal, los planes de ordenación de recursos forestales “que constituyen una herramienta importantísima de ordenación del territorio”.

En su intervención recordó que, como responsable de delimitar el territorio forestal al que dotar con su correspondiente Plan de Ordenación de Recursos Forestales, la Junta tiene paralizados los expedientes iniciados en 2008 tras comenzar en abril las Órdenes del Documento de Referencia para la evaluación de los PORF correspondientes a la Montaña Occidental de León, la Comarca de Almazán, la Provincia de Valladolid y al Sur de Burgos, que afectan entre todas a unas 462.386 hectáreas.

En este sentido, denunció además que la Junta señaló que alcanzaría la cifra de 900.000 hectáreas con instrumento de ordenación forestal aprobado “y los hechos señalan al final de legislatura que no ha aprobado ni un solo Plan de Ordenación, sólo ha iniciado cuatro, que sigue sin completar”.

Tras exponer que los recursos forestales son una fuente de riqueza y la Junta debe promover su utilización ordenada y regular sus aprovechamientos como fuente de recursos renovables dado que estamos hablando de un sector que sostiene importantes industrias primarias como la ganadería, la caza, la caza mayor, empresas transformadoras, etc., con un gran impacto económico, especialmente en la generación de empleo, tanto directo como indirecto y por tanto contribuyen al desarrollo rural, pues genera empleo en zonas desfavorecidas y evita su despoblamiento, la portavoz socialista afirmó que “la política forestal de la Junta es un fracaso”.

En este sentido, denunció que la Junta no solo no ha creado los 2.900 empleos prometidos, sino que los recortes de 2011 han supuesto el cierre de empresas forestales sobre todo por impago de la Junta, con la consiguiente destrucción de empleos y el aumento de la precariedad del empleo.

Más bien todo lo contrario, de 159 cuadrillas en 2009 hemos pasado a 117 en 2014, con un total de 639 trabajadores menos y más temporalidad” denunció Muñoz dela Peña, quien también recordó que la Junta debe 13 millones de euros en primas por la forestación de tierras agrícolas de los años 2013 y 2014 y reiteró la propuesta socialista de “un marco fiscal más adecuado para las fincas forestales y un nuevo modelo de sociedades para la gestión
forestal de pequeñas fincas que posibilite un aprovechamiento ordenado de las mismas.