ARCHIVADO EN

El PSOE critica que el alcalde se niege a que un técnico municipal inspeccione su ático

El Grupo Municipal Socialista ha denunciado las «trabas» que está poniendo el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, para que un técnico municipal inspeccione su vivienda. Según exlpican los socialistas, «el alcalde de Burgos tiene un problema con su vivienda y está poniendo cuantos impedimentos tiene a su alcance para ocultar las ilegalidades que encierra». Así lo ha criticado la concejala socialista Esther Peñalba, quien ha pedido al regidor municipal que dé la cara y explique “si ha hecho una obra ilegal ampliando su vivienda en un dormitorio”, o en el caso de que la hubiera adquirido con la obra hecha, “por qué en la escritura de compra-venta figura que el ático tiene dos dormitorios cuando en realidad tiene tres”.

Como se recordará, el pasado 27 de enero el PSOE solicitó que un técnico municipal inspeccionara la casa del alcalde tras las informaciones aparecidas en el periódico digital eldiario.es. Se pretendía así comprobar si el alcalde había realizado obras de reforma por las que no había pedido ningún tipo de licencia municipal. La única solicitud registrada en el Ayuntamiento fue una petición de licencia por el cambio de un plato de ducha.

En aquel momento, el alcalde dijo que colaboraría y que abriría de par en par su casa al técnico municipal asignado. Pero, un mes después, parece haberse arrepentido y ahora el técnico espera sentado a que se fije la fecha. “El alcalde no quiere colaborar para esclarecer las interioridades de su vivienda”, ha declarado Peñalba, quien ha explicado que el primer edil no sólo ha procedido al cerramiento acristalado de su terrada, sino que una parte de este se ha realizado con ladrillo y en él se ha encajado una ventana.

“Esta obra es ilegal no sólo porque no cuente con licencia, sino porque se ha realizado un aprovechamiento superior al permitido”, refiere la concejala socialita, que recuerda que el Reglamento de Urbanismo de Castilla y León considera esta obra como una infracción urbanística grave porque, según el Plan Especial del Centro Histórico, “el aprovechamiento está agotado y no puede ser superior al permitido”.

Como el alcalde ya no facilita la visita del técnico municipal, se ha acogido al procedimiento habitual de estos casos, por lo que en unos días deberá presentar alegaciones a dicha inspección. “El PSOE estará atento a conocer sus argumentos y procederá en consecuencia”, concluyó la edil.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS