ARCHIVADO EN

El proyecto de recuperación del urogallo en la Cordillera Cantábrica estima la existencia de 190 ejemplares

WhatsApp+Image+2023-10-06+at+13.16.29

Villablino acogió la jornada de presentación de los trabajos realizados durante los últimos seis años por Castilla y León, Asturias y el Ministerio, como el control de predadores o la limitación de acceso a los cantaderos en época de cría.

El propósito del acto fue presentar los resultados provisionales del programa de actuaciones para la recuperación del urogallo en la cordillera Cantábrica llevado a cabo conjuntamente por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), la Junta de Castilla y León y Principado de Asturias durante los últimos seis años. La jornada contó con la colaboración del Ayuntamiento, Tragsatec y la Fundación Patrimonio Natural de la Junta de Castilla y León.

En el encuentro se informó sobre los trabajos realizados a la población local de los territorios donde aún viven urogallos: principalmente en las comarcas de Omaña, Laciana y Alto Sil -en la provincia de León- y en los concejos de Ibias, Degaña y Cangas de Narcea -en Asturias-.

Inauguraron el acto el director general de Patrimonio Natural y Política Forestal de la Junta, José Ángel Arranz, junto con el director general de Planificación Agraria del Gobierno del Principado de Asturias, Marcos da Rocha, el alcalde de Villablino, Mario Rivas, y el jefe de servicio de Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), Rubén Moreno-Opo.

El elevado grado de amenaza de la población cantábrica de urogallo motivó su declaración en situación crítica en 2018. Esto supuso la creación de un grupo de trabajo formado por representantes del MITECO, del Gobierno del Principado de Asturias, de la Junta de Castilla y León, del Gobierno de Cantabria y de la comunidad autónoma de Galicia.

Expertos de reconocido prestigio, entidades científicas u otras organizaciones pueden formar parte como asesores, aportando su experiencia contrastada.

Este órgano se reúne periódicamente para exponer y valorar los resultados obtenidos y decidir la priorización de actuaciones, en base a las recomendaciones científicas y experiencias llevadas a cabo en países donde el urogallo requiere medidas urgentes de conservación.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS