El profesorado apoya el cierre de los colegios

Colegio Antonio Machado

La Secretaría del Sector de Enseñanza de la FeSP-UGT de Castilla y León apoya y respalda las medidas adoptadas por el Gobierno regional para atajar la epidemia de Covid-19, sobre todo en la provincia de Burgos, donde más se ha propagado la enfermedad.

Por eso desde el sindicato aseguran que contribuirán a difundir y aplicar estas medidas y piden al profesorado que también las aplique y apoye.

Además, para evitar la alarma social que están provocando noticias falsas que aparecen en las redes sociales, exigen a los delegados y liberados que sólo difundan noticias debidamente contrastadas y, fundamentalmente, las procedentes de los canales oficiales del Sindicato.

Así consideran necesario que la Consejería de Educación convoque a los Sindicatos presentes en la mesa sectorial de negociación para que explique las dudas que, a la hora de aplicar las medidas acordadas, están surgiendo entre el profesorado y el propio Sindicato. También piden tomar medidas específicas que no se contemplan en las decisiones generales que se han tomado y que proceden del devenir normal de la Educación como el cierre total de los centros escolares siguiendo el ejemplo de la capital burgalesa.

También contemplan la posibilidad de aplicar el teletrabajo al profesorado, y delimitar las tareas a realizar por el profesorado durante el periodo de suspensión. También solicitan medidas concretas para la realización de las prácticas de FCT en los centros de trabajo y reforzar las medidas higiénicas y de limpieza de los centros.

Así consideran necesario el mantenimiento de las fechas de la EBAU, y la posibilidad de aplazar la fecha de presentación de la documentación en registro para las pruebas de acceso a los cuerpos docentes, la prorroga de los contratos de interinos que terminen en este periodo.

Desde UGT piden al profesorado que, confiando en las recomendaciones de los expertos, mantenga la calma y use el sentido común con el fin de evitar algunas situaciones de pánico que se están produciendo o que podrían producirse. Por ello, confían en que se realizará una vida normal, restringiendo las salidas del domicilio, aumentando las medidas higiénicas y de limpieza y evitando las aglomeraciones y los transportes públicos.