El Procurador del Común pide a la Junta que no se fije solo en los ratios de alumnos en el ámbito rural

Foto: https://www.ctcyl.es/

El Procurador del Común de Castilla y León se ha visto obligado a actuar de oficio ante la situación que atraviesa la educación pública en el ámbito rural.

Y es que, el hecho de que la Junta se centre en los ratios de alumnos por aula o curso constituye una pescadilla que se muerde la cola y que conlleva el destrozo de una parte fundamental para fijar población en el ámbito rural.

Por ello, ha promovido esta actuación de oficio dirigida a la Consejería de Educación con la finalidad de analizar la evolución que se ha producido en lo que respecta a la prestación del servicio educativo en el medio rural de nuestra Comunidad, a partir de la información obtenida; y más allá de ello proponer algunas medidas con la anticipación suficiente al inicio del nuevo curso escolar 2022-2023, para que, en caso de ser aceptadas por la Administración, sean aplicadas sin demora alguna en el próximo curso escolar.

Además de la excepción de los ratios, cuestión esta que ya se contempla en la norma, instan a la Consejera a dotar de medios personales y materiales los centros educativos del ámbito rural que garanticen una educación de calidad sin olvidar la singularidad del alumnado que precise un apoyo específico.

A esto, se suman necesidades como comedores o transporte escolar. El Procurador pide que se escuche a los ayuntamientos y a la propia comunidad educativa, a la hora de identificar las necesidades.

No se deja de lado la singuladirad de la socialización de los escolares, sobre todo en aquellos centros con muy pocos alumnos, instando a la administración regional a establecer vías de socialización en la escula rural.

OTRAS NOTICIAS