El PP lleva al Pleno la deuda del Ayuntamiento con los Consejos de Barrio desde 2019

El Grupo Municipal Popular pide al Equipo de Gobierno que pague la deuda que tiene contraída con muchos ciudadanos burgaleses desde 2019. En concreto, se refieren los populares, a los 41.500 euros que debe el Consistorio a los Consejos de Barrios, Asociaciones Vecinales o Peñas, por el 30% restante de las subvenciones que se concedieron en 2019 para las celebraciones de fiestas de barrio y similares.

El Ayuntamiento ya abonó un 70% de las mismas pero cuando llegó el momento de pagar el 30%, la cosa se frenó. El problema radica en que el importe total de la subvenciones sí fue comprometido por estos colectivos en cuestiones tan habituales como el suministro de alimentos para pinchos y tapas, alquiler de equipos de sonido o la impresión de programas de fiestas.

Aquí se abren dos escenarios: por un lado aquel en el que los proveedores, en muchos casos vecinos de cada barrio, esperan para cobrar cuando el Ayuntamiento pague y por otro, aquel en el que el dinero se adelantaba por parte de los miembros de estos colectivos.

En cualquier caso, el retraso en el cobro afecta directamente al bolsillo de los burgaleses.

Desde el Partido Popular critican, además, que el responsable del área de participación del Ayuntamiento, Adolfo Díaz, fue en la legislatura pasada uno de los miembros más activos en este tipo de colectivos vecinales, criticando el mal funcionamiento del Ayuntamiento de Burgos.

A mayores, la portavoz del Grupo Municipal Popular, Carolina Blasco, recuerda que en 2020 también hubo algunos barrios que lograron celebrar sus fiestas, antes de que el 14 de marzo todo se parase. Estos barrios recibieron el compromiso del Ayuntamiento pero, por la premura, no se aprobaron bases para la adjudicación de esas subvenciones. Ese dinero también está pendiente de pago.

Así pues, el Grupo Municipal Popular llevará al Pleno una proposición para que se abonen estas cantidades a la mayor celeridad.