El PP avisa de que Burgos no está adaptada para la nueva ordenanza de movilidad

El Grupo Municipal Popular ha querido alertar de lo poco preparada que está la ciudad para la entrada en vigor de la nueva ordenanza de Movilidad que, si todo sigue según lo previsto, se aprobaría definitivamente el próximo 20 de diciembre.

En este sentido, el edil popular, Jorge Berzosa, ha denunciado que el Ayuntamiento no cuenta con un contrato en vigor de mantenimiento de tráfico, ya que el nuevo está aún sin licitar. Esto haría que no se pudieran sustituir las señales verticales ni horizontales o las bandas magnéticas de los semáforos, para adaptarlos a la velocidad máxima de 30 kilómetros por hora que señala el nuevo texto para las calles con un único carril por sentido, que en Burgos son la mayoría.

Se generará confusión entre los usuarios. Por ejemplo, la Avenida del Arlanzón pasará a limitar su velocidad a 30 km/h. Pero las señales marcarán 50. En esta vía existe un radar y no sabremos a qué velocidad saltará, si a la que dicta la ordenanza o a la que dicta la señal.

En la misma línea, Berzosa alerta de los problemas que ocasionará la nueva limitación en los horarios de los autobuses, tanto en la actualidad como cuando entre en vigor el nuevo mapa, cuyas paradas y flujos están calculados por encima de esos 30 kilómetros por hora.

El Partido Popular lamenta que el nuevo borrador del presupuesto no contemple partidas destinadas a corregir estos problemas y critica la escasa apuesta del Equipo de Gobierno por la movilidad sostenible, subrayando que el «PSOE no se cree esta ordenanza».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here