El PP apuesta por incentivar el uso del autobús en las zonas de bajas emisiones

La portavoz del Grupo Municipal Popular, Carolina Blasco, ha puesto sobre la mesa la necesidad de modificar la ordenanza que rige los precios de los autobuses en aras de adaptarla a la zona de bajas emisiones, que entrará en vigor el próximo año.

Y es que, la líder de los populares es partidaria, primero, de eliminar la almendra central como zona de bajas emisiones y extenderla a la totalidad de la ciudad. A partir de ahí, Blasco es partidaria de apostar por los incentivos en lugar de las prohibiciones. Por ello, considera que si se tuviera que activar la zona de bajas emisiones por el aumento de los niveles de contaminación, el autobús debería ser gratuito.

En Burgos, los datos de la calidad del aire están muy alejados de suponer problema alguno, por lo que la Zona de Bajas Emisiones constituirá un protocolo que, al menos a priori, no se utilizará en nuestra ciudad. No obstante, si fuera necesario, la propuesta de los populares pasa porque los burgaleses supieran que pueden dejar sus vehículos estacionados y que cuentan con el transporte público gratuito durante los días que dichas medidas estuvieran activas.

OTRAS NOTICIAS