El «placebo» de usar mascarilla puede ser incluso peor que no usarla

señora con mascarilla Coronavirus

Desde este jueves es obligatorio el uso de mascarilla en lugares públicos abiertos, esto es la calle, para mayores de 6 años y recomendable para mayores 3 tres. Así lo ha estipulado un nuevo Real Decreto del Gobierno que, al igual que está empezando a ocurrir en la Junta de Castilla y León o en el Ayuntamiento, se está alejando de los requisitos estrictamente sanitarios y dejando salir las ideas políticas.

A día de hoy, la Organización Mundial de la Salud sigue diciendo que «si está usted sano, solo necesita llevar mascarilla si atiende a alguien en quien se sospeche la infección».

Subraya también que debe llevarse «si tiene tos o estornudos».

Está claro que su utilización es libre por parte de quien desee llevarla para prevenirse o prevenir a los demás. Pero incluso en tal caso, la OMS atiende a la necesidad de aprender a usarla así como quitarla o eliminarla correctamente. Porque, de lo contrario, podría ser más perjudicial llevarla mal que no llevarla.

Esto de la mascarilla obligatoria no responde, entonces, a un criterio sanitario, sino una cesión a aquellos grupos políticos que llevan pidiendo que todo siga siendo normal pero con mascarilla, como si éstas fueran una especie de material mágico que resuelve todos los problemas.

De nuevo la OMS sigue insistiendo en el distanciamiento social, las medidas higiénicas y evitar tocarnos los ojos, la nariz y la boca.

Ahora mismo, el uso de la mascarilla es una imposición legal cuyo incumplimiento puede acarrear sanciones importantes. Pero es, además, un placebo que traslada a la población la sensación de que poniéndonos mascarilla ya está todo resuelto. Y lo cierto es que no solo no es así, sino que, a juzgar por el elevado número de personas que no tienen ni idea de usar la mascarilla, quizás consigamos el efecto contrario.

Esta decisión, como inventar una fase 0,5, como decir que hay que pasar de fase por áreas básicas de salud para pedir después que pase de golpe toda la comunidad, como pedir a los ciudadanos que caminen por la acera de la derecha…son ideas políticas, iniciativas de quienes sienten que tienen que aportar algo cuando lo sensato sería sencillamente pedirnos a los ciudadanos que cumplamos con esos requisitos sanitarios que la Organización Mundial de la Salud recomienda y que cada país, comunidad o ayuntamiento está asumiendo como a cada cual se le ocurre y cambiando de parecer de un día a otro.

loading...