El peligroso vallado de los campos de Pallafría vuelve a protagonizar un susto, pero ahí sigue

Ambulancia Pallafria

Son muchas las veces que Canal 54 ha alertado de lo peligrosas que son las vallas colocadas alrededor de los campos de hierba artificial de Pallafría. Pero, ¿qué sabremos nosotros? Parece que quien lo sabe mejor es el jugador juvenil del Burgos UD que el pasado fin de semana tuvo un accidente con una de estas vallas, colocadas a una distancia mínima de la banda y a una altura muy peligrosa.

Por fortuna, el golpe, tanto en cabeza como en mandíbula, no fue todo lo grave que podría haber sido y, además, en esta ocasión existía la presencia de una ambulancia de manera continuada en estos campos. Fueron los propios espectadores del partido, familiares y amigos de los jugadores, los que se acercaron hasta los sanitarios para que asistieran al joven que había sufrido el accidente, no como consecuencia de un encontronazo con otro jugador, sino como consecuencia de una malísima colocación del vallado perimetral de los campos.

El joven tiene la mandíbula rota y necesitará de una operación en breve, pero la presencia de la ambulancia permitió una pronta atención y rápido traslado al hospital.

Lamentablemente, lo que ocurrió el pasado sábado en los campos de Pallafría volverá a ocurrir, sin ningún lugar a dudas, con mayor o menor incidencia. Puede ser un golpe sin importancia o una lesión irreversible, salvo que los responsables de la instalación tengan en cuenta que ese vallado es muy peligroso y más aún, a la distancia del terreno de juego al que se encuentran.