El otro CAMPOFRIO

Soy de Burgos de toda la vida, y por tanto el sentimiento de cariño hacia la firma Campodrío no es cuestionable.Han pasado ya algunos años desde que hemos olvidado la imagen de los camiones accediendo a la planta de Campofrío en Avda de la Constitución.
También, como otros tantos tengo y he tenido familia trabajando en Campofrío, al igual que la tengo y he tenido trabajando en otras tantas empresas, tal vez más pequeñas, pero que al igual que Campofrío pagaban a sus trabajadores a final de mes.
Dicho todo esto y olvidándonos un poco de la historia y fundación de Campofrío, lo que hoy tenemos en Burgos es una empresa propiedad de un grupo multinacional Chino,que compró las acciones a alguno de los fundadores propietarios de la misma.Cuando estos realizaron la venta de sus acciones, no pensaron para nada en los burgaleses ni en los puestos de trabajo, sino que , como todos podemos comprender buscaron satisfacer sus propios intereses y beneficios.
Es por eso, que llega ya el momento de poner las cosas en sus sitio, y pensar que a nadie gusta el incendio de Campofrío, como tampoco a nadie ha gustado otros incendios acontecidos en empresas en Villalonquejar o en otros pequeños Comercios de la ciudad, cuyo resultado ha sido en todos los casos muy traumático.Al final el problema es que cuando se produce un siniestro de este tipo, en las grandes empresas no faltan pólizas de seguros que responden de los mismos, pues estas compañías ya disponen de personal especializado que ha tenido tiempo de negociar cada contenido de la póliza de seguros.
No así en las pequeñas y medianas empresas, en las que cuando ocurre en un siniestro de este tipo se encuentran con que las compañías se hacen las remolonas y aparecen cláusulas y letra pequeña de todo tipo que ayuda a complicar todavía más la situación.
Son muchos puestos de trabajo los afectados, y por ello el incendio de Campofrío tiene nombre y relevancia propia, pero sin embargo, en este caso desde el Ministro, hasta el presidente de la Comunidad, el Consejero del ramo, y hasta el Alcalde,todos, han dejado sus ocupaciones para garantizar todo tipo de apoyo económico y de tramitación a la firma.
Y, sin que nadie lo malinterprete, nos viene a la mente la cantidad de pequeñas empresas y miles de trabajadores que se encuentran en el Paro o incluso sin paro, porque la situación económica «ha incendiado sus empresas» y han acabado empresarios y trabajadores en la calle.Nadie ha venido a preocuparse por estas firmas, que a diferencia de Campofrío patrocinaban el equipo de baloncesto del barrio, ponían publicidad en los carteles de las fiestas, dejaban sus escaparates para anunciar los actos opganizados por asociaciones y colectivos sociales,….
En una palabra mientras miles de empleos se han destruído en el silencio y el más cruel anonimato, nuestros políticos sólo hablan y apoyan a Campofrío, que no olvidemos es una empresa multinacional que a salvo de los puestos de trabajo no aporta absolutamente nada a la Ciudad.¡No es como antes!.
Si Campofrío está en Burgos (s.e.u.o) es porque económicamente le interesa, ya que de otro modo habría cerrado.
Si tiene 900 trabajadores, es porque los necesita, ya que si mañana, si decide reconstruirse, puede fabricar con la mitad de personal, esos será los trabajadores que contrate y no otros.
Campofrío esta muy bien, y no seremos nosotros quienes digamos nada en contra de los apoyos que se vienen generando, pero que nadie se olvide que lo que los políticos pretenden es que nos olvidemos de la corrupción existente y de que gracias a ella, miles de puestos de trabajo y cientos de empresas de Burgos, de las de toda la vida han cerrado sin que nadie se haya preocupado ni de ellas ni de sus trabajadores.Esperemos que se disipe pronto esta cortina de humo, y veremos si no ocurre como parece más que probable que se vuelve a utilizar el dinero y los recursos públicos para favorecer exclusivamente a una empresa, que por importante que sea, no puede ser tratada de manera diferente a como los han sido otras, de Burgos, cuyos dueños y trabajadores todos conocemos y hemos conocido.

loading...