El Obispillo de Burgos pide cuidar los parques y dotarles de más seguridad para que los niños jueguen

El Obispillo 2023, Diego Pavel, ha recorrido las calles de Burgos a lomos de un caballo blanco como dice la tradición en este día de los Santos Inocentes.

A las 13:00 horas, media hora más tarde de lo estipulado, el Obispillo, junto con toda la comitiva, se han dirigido al Ayuntamiento paseando por las calles más emblemáticas del centro, donde la alcaldesa de Burgos, Cristina Ayala, lo ha recibido, para posteriormente, saludar a todos los niños desde el balcón de la Casa Consistorial.

Este año, el Obispillo durante su discurso, ha pedido a la primera edil repintar los parques y más seguridad en los mismos para que todos los niños de Burgos puedan jugar con tranquilidad.

Además, desde el balcón del Ayuntamiento ha pedido paz y felicidad para todos los jóvenes, y ha pedido a los adultos que miren con los ojos de niño ante las dificultades y problemas del mundo.

Esta figura, tradicional en los festejos de Navidad, tiene su origen en el siglo XV, cuando un Cabildo permitió que este personaje, con espíritu festivo y cargado de sátira social, se vistiera de obispo el día de los Santos Inocentes.

OTRAS NOTICIAS