El «no vengan a dar lecciones» como excusa para defender el presupuesto de De la Rosa

David Jurado Pleno Ayuntamiento Presupuestos

Como era de esperar, el Equipo de Gobierno ha sacado adelante la aprobación inicial del borrador del Presupuesto Municipal para el año 2021, ese que empezó hace 3 meses.

Los votos a favor de Ciudadanos y el PSOE han sido más que suficientes para sacarlo adelante y los votos del resto de los grupos dan lo mismo. Por concretar, Podemos se ha abstenido mientras que Vox y el Partido Popular han votado en contra, pese a que los tres grupos estaban contra el proyecto del Equipo de Gobierno.

¿De qué ha servido el debate en el Pleno? De nada. Un trámite administrativo que podría haberse resuelto en poco más de 2 minutos.

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, ha soltado su miting particular intentando convencer a los 27 corporativos allí presentes de que ha hecho un presupuesto fabuloso, fantástico, mágnicifo, perfecto, y todos los calificativos positivos que a cualquiera se le ocurran.
Desde Ciudadanos, su portavoz, Vicente Marañón ha aplaudido el discurso afirmando a cada adjetivo.

En en lado contrario, una oposición que ha dicho todo lo contrario. El presupuesto es lo peor de lo peor, nefasto, pésimo, maligno incluso.

Y aunque tenemos 27 concejales y 5 portavoces que deben debatir, intercambiar ideas y llegar a acuerdos, motivo por el que acuden a las sesiones plenarias y se les paga, a algunos específicamente, por ello, ni uno solo de los concejales ha movido un ápice la idea con la que empezó el Pleno a las 9.30 de este viernes o dos semanas antes.

No se qué de los presupuestos de Javier Lacalle, que es un señor que lleva dos años sin ser alcalde; no se cuántos de no dar lecciones de nada de unos a otros: algo de que si el presupuesto es progresista, continuista, socialista y todos los «ista» que se les ocurra…

En algún momento, los menos, se han puesto sobre la mesa datos concretos del presupuesto, pero curiosamente, el Ayuntamiento de Burgos es el único lugar del universo donde las matemáticas no son exactas y donde 2+2 son 5 para quien Gobierna y 3 para quien está en la oposición.

Así que, la película de este viernes tenía anunciado su final antes del inicio. Aprobación inicial que sale adelante, periodo de alegaciones durante un mes, aprobación definitiva a finales de abril y un presupuesto para 2021 que empezará a ejecutarse 5 meses después de empezar el año.

Y ya les avanzamos lo que vendrá después. Lo que se haga será un éxito fruto del esfuerzo y el trabajo del Equipo de Gobierno y lo que no se haga, culpa del Covid y de la oposición, que es el peor enemigo de la ciudad. Nótese la ironía en esta última parte.