ARCHIVADO EN

El Museo de los Dinosaurios de Salas participa en la Reunión Nacional de Patrimonio Geológico

El equipo científico del Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes ha participado en la XI Reunión Nacional de la Comisión de Patrimonio Geológico, celebrada en Zumaya (Guipúzcoa) de los días 9 al 13 de junio. El congreso estuvo organizado por la Sociedad Geológica de España y en él participaron más de 160 expertos procedentes de España. Portugal, Brasil, Ecuador, Colombia y Grecia.

Los investigadores burgaleses presentaban una ponencia titulada “Dinosaurios en la Sierra de la Demanda (Burgos). Un ejemplo de gestión paleontológica”. En dicha comunicación científica se explicaban las intervenciones realizadas en diversos yacimientos con fósiles de dinosaurios burgaleses, principalmente huellas o icnitas, las actuaciones de consolidación, protección y divulgación de los yacimientos, así como el papel que cumple el Museo salense como centro de interpretación de dicho patrimonio.

El relato desarrollado en la ponencia señalaba el papel jugado por el Colectivo Arqueológico-Paleontológico de Salas, C.A.S., que en 2015 cumple 40 años de existencia- y de la participación importante de la Fundación Dinosaurios de Castilla y León como impulsor del patrimonio paleontológico serrano que merece el compromiso del Ayuntamiento salense y de la Diputación de Burgos.

Por otra parte los investigadores salenses expusieron el problema existente en Castilla y León respecto a la protección legal de los yacimientos y fósiles de dinosaurios. La legislación autonómica, tanto la referida al Patrimonio Cultural como al Natural no recoge de forma clara ni suficiente la identificación de los fósiles no humanos o sin relación directa con la evolución humana, como un tipo de patrimonio. Este vacío legal –al menos teórico- es un hándicap importante a la hora de fomentar y promover actuaciones necesarias para la protección y conservación de ese tipo de yacimientos fósiles. Este planteamiento provocó varias intervenciones de los asistentes al congreso, en las que se mostraba preocupación por esa situación; entre las intervenciones, las más significativas se realizaron por expertos del Instituto Geológico y Minero de España, pionero en el desarrollo del patrimonio geológico en nuestro país.

El lugar de celebración del congreso no fue elegido de forma casual, pues se trataba de uno de los geoparques españoles más interesantes desde el punto de vista científico y paisajístico. Entre otros atractivos, el Geoparque de la Costa Vasca contiene un estrato del llamado límite K-T (Cretácico-Terciario) correspondiente al final del Cretácico, hace 66 millones de años; ese estrato o capa oscura se depositó tras la caída del asteroide que provocó la extinción de los dinosaurios y otros seres vivos. El geoparque vasco es un magnífico ejemplo de cómo el patrimonio geológico es un recurso turístico, además del científico, didáctico y divulgativo. Una buena referencia, en suma, para el proyecto de geoparque Sierra de la Demanda que impulsa la Diputación de Burgos.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS