El ministro del Interior repasa los episodios más duros de la Guardia Civil en Burgos

actos-guardia-civil

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha reconocido la labor de la Guardia Civil a lo largo de toda su trayectoria, y ha repasado los momentos más difíciles que ha vivido la institución en la provincia burgalesa ligados a los actos terroristas perpetrados por la banda terrorista ETA.Así, Fernández Díaz, no se ha podido olvidar del ataque terrorista al cuartel de la guardia civil en Burgos, en la Avenida de Cantabria, el 29 de julio de 2009, justo un día antes de que Burgos volviera a llorar con la muerte del joven guardia civil Carlos Sáenz de Tejada, tras ser asesinado junto a su compañero Diego Salva por ETA en Palmanova.

Durante su discurso  en el acto central de celebración de la festividad de la patrona de la Guardia Civil, el ministro del Interior, no se ha podido olvidar de los 243 guardias civiles asesinados por ETA,y del asesinato del guardia civil burgalés Félix de Diego, quien ya retirado del cuerpo por un accidente de tráfico, fue brutalmente tiroteado en el bar que trabajaba en presencia de su familia por la banda terrorista ETA.

Fernández Díaz ha destacado que gracias a los exhaustivos conocimientos adquiridos en el combate contra el terrorismo de ETA la Guardia Civil ha sabido adaptarse y poner a disposición todos sus medios y conocimientos para la lucha contra el terrorismo del siglo XXI, la lucha contra el terrorismo yihadista.

El acto ha consistido en una parada militar y desfile en el que han participado 567 efectivos y 78 vehículos pertenecientes a las diferentes unidades y especialidades de la Guardia Civil, a pie, a caballo y motorizada.