El juzgado ratifica que Marga Arroyo no atentó contra el honor del extrabajador municipal de Podemos

El Juzgado de Primera Instancia Número 3 ha ratificado la absolución de Marga Arroyo, contra la denuncia presentada por el anterior responsable de comunicación del Grupo Municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Burgos.

Los hechos se remontan a marzo de 2021, cuando en Podemos existía una bicefalia política, con Marga Arroyo liderando el Grupo Municipal y un tal Israel Hernando al mando de la formación morada en la ciudad y jugando a ser concejal en el Ayuntamiento.

Dos corrientes que empezaron a chocar y que dividieron, de forma interna, al partido. La puñaladas volaban y nadie se fiaba de nadie. Y en este contexto, la portavoz del Grupo perdió la confianza en la persona que estaba contratada para la comunicación y relación con la prensa.

Por este motivo, Arroyo decidió cesar a esta persona de su puesto y anunciar, públicamente esta decisión, dando cuenta a los ciudadanos de los motivos. Eso sí, lo hizo sin mencionar su nombre.

La persona cesada sintió esa rueda de prensa como un atentado a su honor, lo que motivó denunciar a la edil precisamente por ese motivo.

La nueva sentencia vuelve a ahondar en la inocencia de Arroyo dejando sin efectos las pretensiones del demandante, que además de 10.000 euros quería que esta sentencia se publicase en los medios de comunicación de la ciudad y, vaya usted a saber porqué, distinguía a parte a Diario de Burgos.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS