El juez adopta una medida cautelar que desautoriza el precinto de la terraza de Carpanta y Compañía por parte de la técnico del Niño Jesús

Funcionarios-Precinto-Carpanta3

En menos de 24 horas, un juez ha desautorizado, de manera cautelar, el precinto de la terraza del pub Carpanta y Compañía, tras la actuación de la técnico municipal, Pilar Martín Abad, conocida en Burgos por haberse dejado caducar 2 veces el expediente de la fachada del Niño Jesús.

Tal y como avanzó Canal54, esta funcionaria se personó en la tarde del jueves en la terraza del establecimiento para ejecutar el precinto de la misma, sobre la que todavía cabía opción de recurso, por lo que no podía considerarse firme.

Esta situación fue puesta de manifiesto por el propietario del pub, Juan Antonio Gallego, que se encontró con el caso omiso tanto de la técnico, que recientemente acaba de conseguir plaza fija sueldo de todos los burgaleses, así como de los agentes de Policía Local.

Quien sí ha hecho caso ha sido el juez, que no ha necesitado mucho tiempo para estimar de forma cautelar el recurso del hostelero.

«Se ha tratado de una ejecución de resolución que si bien era del 4 de abril, apenas había sino notificada escasos días antes (22 de abril de 2022) y a priori asiste la razón a la parte en que, la perentoriedad en su ejecución, hacía difícil el compatibilizarlo con la posibilidad siquiera de interporsición de recurso administrativo en dicha vía». Con otras palabras, el Ayuntamiento y la funcionaria en cuestión precintaron la terraza sin dar opción al recurso al que la ley permite.

El propio juez señala que «no es preciso especial esfuerzo argumental» para entender que este precinto requería de una medida cautelar, puesto que el daño que se producía ante la indefensión del empresario era irreparable. Cualquiera puede entender que privar de una parte del negocio a cualquier empresa sin dar opción a recurso genera un daño irreparable, algo que puede entender hasta la técnico responsable de dicha ejecución, lo que lleva pensar si no era ese el fin último de este precinto.

El juez ha dado tres días al Ayuntamiento para presentar sus argumentos. Mientras tanto, la terraza puede permanecer abierta, como así ha ocurrido, desde la media tarde del viernes 29 de abril.

OTRAS NOTICIAS