El Hangar, o como reirse de la Ley y de los Ciudadanos durante cinco años

No hay duda alguna, basta para ello fijarse en las publicaciones realizadas en televisión, prensa y radio de nuestra ciudad, que la finalidad y objetivo único que pretendía la reforma de los antigüos hangares de RENFE era era «proporcionar a la ciudad unas instalaciones adecuadas de titularidad pública para que algunos de los grupos de música de Burgos pudieran utilizarlas como locales de ensayo, además de facilitarles un espacio musical para la realización de conciertos y un estudio de grabación, entre otros recursos«(Propuesta del PSOE al Pleno de Enero de 2008, suscrita entre otros por el actual nº1 Daniel de la Rosa y por Antonio Fernandez Santos, entre otros).

El propio Ayuntamiento señalaba que se trata de un «espacio único en Castilla y León», cuyo objetivo es crear un centro para la práctica, enseñanza, divulgación y producción de música joven.

Para este fin y no para otro, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales aportó 231.970€ y la Junta de Castilla y León 500.000€.

Es indudable que ni el Ministerio ni la Junta de Castilla y León hubieran aportado ni un sólo euro de saber que el espacio que subvencionaban iba a ser destinado a Sala de Fiestas que cerrase los Fines de semana a las 6.30h de la madrugada.

Posteriormente y a pesar de que la tramitación administrativa y la información pública es para otorgar una licencia de Centro Regional de Creación y producción Musical, un descabellado y absurdo informe elaborado por el actual Jefe de Licencias del Ayuntamiento, Carlos Javier Alvarez Palacios, tras reiteradas denuncias de la policía,señala que dicho espacio funciona como Sala de Fiestas y por tanto, se le otorga, una vez en funcionamiento, licencia para Sala de Fiestas.Ya decimos, sin que nunca se haya solicitado ni tramitado de acuerdo con los preceptos de la Ley 11/2003 de 8 de Abril de Prevención Ambiental dicha licencia.Se trata de un Jefe de Licencias que se encuentra por encima de la Ley y de una Concejala, Dolores Calleja, que parece no se enteraba de nada.

Pero, los desmanes de este auténtico «fraude social» no acaban ahí, porque el Ayuntamiento saca a concurso dicho espacio en busca de alguien que lo GESTIONE.Ojo, para que lo gestione, no para que haga con el Centro de Creación Musical lo que desee y cuando lo desee.Sin embargo, en lugar de un gestor, la empresa adjudicataria del concurso actúa como si fuera un concesionario, haciendo suyos los ingresos y los gastos y sin que el Consejo Rector del Centro se reúna para tomar conocimiento de las propuestas y en su caso las apruebe o rechace.

La empresa GESTORA, «Centro de Creación Musical SL» no paga DESDE HACE CINCO AÑOS ni un sólo euro por ello a nadie, a pesar de que la instalación costó más de 3 Millones de euros.

Tambien señalar el incumplimiento reiterado de los horarios de apertura,pues si efectivamente se trata de una Sala de Fiestas, su horario de apertura es las 17.00h, y sin embargo, el propio Ayuntamiento celebra y autoriza(como la semana pasada lo presentó Ana Lopidana) actividades incumpliendo el horario y sin que la Junta de Castilla y León sancione por ello.

Los bares y discotecas de Burgos, no tienen la misma suerte.

Para finalizar, no podemos olvidar la venta de alcohol que se realiza en su interior de manera continuada desde su apertura, y la instalación de barras de bar en el interior del Centro de Creación Musical.La propia Universidad de Burgos participa y colabora en esta burla realizando actividades en el Centro, e incluso patrocinando los vasos donde se sirven las copas.

Este ilegal funcionamiento, ya no es sólo cosa del equipo de gobierno(en minoría), sino del resto de Grupos Políticos y Partidos del Ayuntamiento, que permiten que los grupos musicales de burgos y los jóvenes sigan teniendo que utilizar chamizos y locales que no cumplen las normas de seguridad, mientras el espacio público para ellos destinado es una Sala de Fiestas explotada por un particular que no paga un duro.

Sólo porque se viene desarrollando esta ilegal actividad durante cinco años, y sólo porque lo sabe todo el mundo y nadie lo pone fin, tiene mucha más trascendencia este asunto que el «circo de las dietas de Fernando Gómez».¿Propondrá la oposición la creación de otra comisión de Investigación por este caso?O sencillamente exigirá que deje de incumplir la Ley y que los grupos de Burgos sean los destinatarios de un Centro creado con un inequívoco y exclusivo carácter cultural (y no hostelero).

 

 

loading...