El Gobierno apuesta por la conservación integral para la AP-1

coches,carretera,tráfico 2

El Gobierno apostará por un modelo de conservación integral para la autopista de peaje AP-1 (Burgos-Armiñón) mediante un contrato cuya licitación ya tiene los pliegos aprobados y que se autorizará de manera inmediata por el Consejo de Ministros.

Así lo ha adelantado el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados para explicar las previsiones de financiación del mantenimiento y las mejoras de las autopistas cuando vuelvan a ser plenamente públicas.Según ha explicado, dentro de este contrato además de la conservación de la carretera se incluirán la demolición de las playas de peaje para dar continuidad a la carretera y otras actuaciones de adaptación de las instalaciones, para adecuar la autopista a sus nuevas características de vía libre.

El titular de Fomento señala que la nueva situación de la AP-1 producirá un aumento de los costes que destina el Ministerio de Fomento a la conservación de la red, estimados en 5,8 millones de euros en gastos de conservación ordinaria para los años 2019, 2020 y 2021. A esto se suman 1,4 millones para la adaptación de las instalaciones el próximo año. Así, según ha adelantado Ábalos, se han estimado unos costes de 7,2 millones de euros en 2019 y 5,8 en los sucesivos ejercicios.En su comparecencia, el ministro ha avanzado también que el Gobierno se ha dirigido a los responsables de los gobiernos autonómicos que, como el de Castilla y León, están afectados por los tramos de autopistas cuyas concesiones finalizan en la presente legislatura. El objetivo es garantizar la prestación del servicio viario en condiciones óptimas tras su liberalización.