El espíritu de Daniel de la Rosa posee a Cristina Ayala y se repite el contrato de patrocinio al Burgos C.F.

Cristina Ayala Daniel de la Rosa Pleno Julio 2023

Otros 800.000 euros al año le va a caer a la Sociedad Anómina Deportiva por parte de todos los burgaleses. Así lo ha decidido el Equipo de Gobierno que, al menos en este aspecto, nada se diferencia del anterior.

Cambian los colores, cambian los partidos, pero el dinero público sigue moviéndose en cantidades desproporcionadamente insultantes hacia las empresas privadas. Una buena manera de seguir ayudando, en este caso concreto, al Grupo Yucón, a vender en las mejores condiciones posibles el Burgos C.F. SAD.

El Ayuntamiento ha aprobado, este jueves, el contrato de patrocinio por importe de 1.600.000 euros, asegurando así otras 2 anualidades la financiación de la empresa privada que habita El Plantío.

De hecho, la Asociación de Pequeños Accionistas del Burgos, lamentaba este miércoles que con la cantidad de dinero público que se había puesto en esta empresa, nada pintase la ciudad en las decisiones de su venta. Lo cierto es que en las decisiones de venta de una empresa privada solo tienen algo que decir los dueños de ésta. Es por ello, que el dinero público no puede servir para su financiación, con la alegría con la que el Ayuntamiento de Burgos lo decide.

Cabe recordar que el Ayuntamiento «viste» de contrato de patrocinio esta ayuda, porque legalmente no puede hacerlo de otra forma. Sin embargo, tal y como ya hemos destacado en Canal 54, no se trata de un contrato de patrocinio como tal, pues el elemento patrocinador existe con o sin el contrato municipal.

El Burgos C.F. se llama «Burgos», cuando viaja a otras ciudades se llama así con o sin el patrocinio del Ayuntamiento; cuando otros equipos vienen a jugar aquí, vienen a Burgos, con o sin el patrocinio municipal; en las retransmisiones televisivas o en las referencias radiofónicas o digitales, la palabra Burgos existe con o sin el patrocinio del Ayuntamiento y, en todo caso, dicho patrocinio iría destinado a los medios de comunicación que difunden un determinado mensaje o ciudad.

Es voluntad del equipo, en este caso el Burgos, pero en la misma línea el San Pablo o el Burgos BH, competir en las distintas categorías y viajar. Incluso, más que voluntad, es su negocio; es la actividad económica a la que han decidido dedicarse. Al mismo nivel que el Ayuntamiento mañana empezase a patrocinar a empresas afincadas en Burgos que venden embutidos o leche, fabrican componentes de coches o, llegando a rozar el absurdo, dan misa en iglesias icónicas vinculadas a la imagen de la ciudad. Claro que, en este último caso, nuestro Ayuntamiento ya ha regadado a fondo perdido mucho dinero con la excusa del octavo centenario.

OTRAS NOTICIAS