ARCHIVADO EN

El Equipo de Gobierno, que siempre va a su ritmo, mete prisa al PP para reorganizar sus filas municipales

Nuria Barrio Vicente Marañon (Septiembre 2022)

El Equipo de Gobierno ha intentado, este jueves, pescar en el río revuelto que está dejando Borja Suárez en el Partido Popular. Una vez que Carolina Blasco ha puesto a disposición del Partido Popular su acta, el Ayuntamiento de Burgos tiene que reajustar algunas cuestiones internas en su funcionamiento.

Cuestiones que parecen inquietarle al Equipo de Gobierno que, aquí sí, tiene mucha prisa por resolverlas. Bien es cierto que los pasos dados por Blasco apenas implican cambios en la estructura municipal. A no quedarse con el acta, el número de concejales del Grupo Popular no cambia y, por lo tanto, tampoco lo hacen las comisiones. Además, la propia Blasco ha confirmado que, durante los días en los que aún no se haya materializado la entrega del acta y su salida oficial del Ayuntamiento, tampoco hará acto de presencia en las comisiones del Ayuntamiento, aún teniendo derecho a ello, para no importunar la labor del Grupo Popular.

Por otro lado, el PP ya ha anunciado que la nueva portavoz de su grupo para los dos meses escasos que restan de mandato será Andrea Ballesteros, por lo que, a efectos de gestión interna, poco importa si se ha materializado o no este nombramiento mediante documentos. El papel de la portavoz en Junta de Portavoces o en el propio Pleno no es inminente, por lo que las horas que resten hasta la formalización no afectan en nada al desarrollo de la ciudad.

Sin embargo, los de De la Rosa parecen tener prisa por estas cosas y quieren trasladar la idea de que estos mínimos cambios pueden alterar el normal funcionamiento de la ciudad.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS