El Equipo de Gobierno no tiene voluntad de ayudar a los afectados por las filtraciones de Villatoro

Nuria Barrio (Septiembre de 2021)

El actual Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burgos tampoco tiene ninguna voluntad de ayudar a los vecinos del barrio de Villatoro que perdieron sus casas como consecuencia de las filtraciones de aguas.

Este jueves, los coportavoces municipales, Nuria Barrio y Vicente Marañón, se han envuelto en excusas peregrinas para dejar claro que no está en la hoja de ruta resarcir, aunque sea mínimamente, a los propietarios de las viviendas que tuvieron que ser demolidas a causa del juego de pasarse la pelota entre una administración y otra.

Así, desde el Equipo de Gobierno se mira para otro lado en lo referente a dos de las cuestiones de las que más se han quejado en los últimos años los vecinos afectados.

Por un lado, tal y como ha recordado en múltiples ocasiones el presidente del consejo de barrio de Villatoro, Sergio Portillo, está la ayuda que se aprobó en Pleno por unanimidad de todos los grupos en la legislatura pasada, orientada a paliar una parte del coste de la demolición de las viviendas, que cada propietario tuvo que asumir.

En este sentido, la coportavoz, Nuria Barrio se escuda en que fue una partida presupuestaria que el ejecutivo de Javier Lacalle dejó sin ejecutar y se perdió. Pese a ello, la proposición puede volver a Pleno o a cualquier comisión cuando exista voluntad de algún grupo político y, vista la respuesta de Barrio, ni PSOE ni Ciudadanos están hoy por la labor.

La segunda de las quejas que plantean los vecinos afectados es que, además de perder sus casas, no olvidemos por culpa de las administraciones públicas y su falta de cintura para arreglar los problemas, tienen que seguir abonando religiosamente el IBI y la tasa de basuras.

Aquí, la respuesta de ambos concejales ha sido la misma, no existe en la ley una exención de impuestos motivada por el hecho de que un vecino haya tenido que demoler su vivienda.

Siendo cierto, lo que sí permite la ley es habilitar una subvención nominativa para ayudar a unos vecinos afectados por la pasividad administrativa. Esta subvención puede ser del importe exacto que los vecinos deberían abonar por los conceptos de IBI y basuras.

Esta es una fórmula y seguro que hay más, pero todas parten de la voluntad de los partidos políticos por ayudar y si algo han dejado claro este jueves los dos concejales, después de 3 preguntas concretas de Canal 54, es que del pasado y de los afectados no quieren saber nada.