El Equipo de Gobierno no tiene entre sus prioridades modificar el abono deportivo de los jubilados equiparando las horas de uso

Interior Piscinas Climatizadas Marta Fernandez San Amaro Natacion (Noviembre 2022)

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burgos no tiene, entre sus prioridades, corregir el trato desigual que se aplica a los abonos deportivos de los jubilados, limitando sus horas de uso en las instalaciones deportivas.

El concejal de deportes, César Barriada, ha querido matizar que no se puede definir como trato discriminatorio. La propia ordenanza regula que » Los abonados de la letra e) (jubilados y pensionistas) de los apartados 17 y 18 del artículo 5 sólo podrán disfrutar de su condición de abonados en las piscinas hasta las 16 horas, de lunes a viernes, salvo en temporada de verano (cuando estén abiertas totalmente las zonas exteriores de solarium y piscinas), a excepción de la piscina del Centro Cívico San Agustín que tendrá condición de piscina de invierno durante todo el año».

La norma no es nueva ni reciente. Lo que ocurre es que, durante la pandemia, se dejó sin efecto esta medida, debido a que las restricciones políticas obligaron a cambiar la manera de acceder a las instalaciones deportivas. Al regresar a la normalidad, la polémica tomó otro tono.

No obstante, esta regulación tiene visos discriminatorios. El plan del Ayuntamiento, a la hora de redactar esta ordenanza, era aprovechar la mayor disponibilidad horaria de las personas jubiladas, para complementar las instalaciones en horarios de poco uso, como pueden ser las mañanas, despejando así las horas donde se concentra un mayor número de usuarios.

El problema es mezclar 2 descuentos en 1. Porque lo habitual es encontrar descuentos para jubilados, lo que no implica menores servicios. En este caso, bien podría eliminarse el concepto jubilado y dejar la opción de un abono reducido para aquellas personas que, con independencia de su edad o trabajo, prefieran un abono más barato a cambio de usar las instalaciones en estos horarios con menos demanda.

Actualmente, el abono deportivo normal tiene un precio de 90,10 euros, mientras que el de jubilados está en los 25,15 euros.

El edil de deportes ha asegurado que no se oponen a una modificación de la ordenanza en un futuro, que pudiera resolver este problema, si es que se puede entender así. No obstante, asegura que no es una prioridad que esté ahora en la mesa del Equipo de Gobierno.

Sin embargo, la ordenanza podría sufrir una modificación pronto. Y es que, motivado por una sentencia, el Ayuntamiento está estudiando equiparar el precio del abono entre los empadronados y los no empadronados. Como esto obligaría a abrir el melón de la modificación, sería un momento ideal para estudiarlo.

OTRAS NOTICIAS