ARCHIVADO EN

El Equipo de Gobierno no explota al máximo los datos sobre el tráfico rodado que tiene el Ayuntamiento

Captura de pantalla www.aytoburgos.es
Captura de pantalla www.aytoburgos.es

Burgos cuenta en varias calzadas con unos aparatos denominados «aforos». Se tratan de elementos que tienen como finalidad recopilar una serie de datos asociados a la movilidad de la ciudad, tales como el número de vehículos que circulan a la hora, al día, a la semana o al mes. Pero también permiten conocer otros datos, como la velocidad a la que se circula, diferenciada también por horas y días, o incluso el tipo de vehículos que circulan.

Con estos datos, el Ayuntamiento de Burgos puede saber qué rutas cuentan con más o menos vehículos, en que momentos, horas o días se montan más atascos, a qué horas o qué días los coches se mueven a más velocidad, en que calles se cumplen o no los límites… y un sin fin de informaciones que se pueden utilizar para tomar decisiones a la hora de establecer cualquier tipo de política.

Estos datos deben tenerse en cuenta cada vez que, por ejemplo, se corta una vía de forma provisional o definitiva. O cuando se plantean cambios de sentido, reducciones de velocidad, incorporación de nuevos cruces o pasos de cebra, por ejemplo.

Es más, según explicaba el concejal Popular, Jorge Berzosa, que en la pasada legislatura fue el responsable del área de movilidad, el Ayuntamiento cuenta con un programa capaz de interpretar estos datos y simular escenarios alternativos cada vez que se plantea un corte de calle.

Por ejemplo, este programa permite saber qué va a ocurrir en Gamonal cuando se peatonalicen las calles planteadas o qué pasará cuando se amplíe el aparcamiento en Derechos Humanos reduciendo el espacido de tránsito.

Sin embargo, según denuncia el propio Berzosa, el Equipo de Gobierno no ha querido utilizar estos datos para elaborar sus propias políticas de movilidad, ni tan si quiera para actualizar el Plan de Movilidad antes de aprobarlo. Los últimos datos que se recuerda fueron los que se emplearon en 2017 para la realización del Plan de Movilidad que finalmente se aprobó este año.

Mediante este tipo de aparatos, el Ayuntamiento de Burgos ofrece información, en la web municipal, sobre el estado del tráfico en algunas vías de la ciudad. Sin embargo, al menos por el momento, la web no ofrece información sobre la velocidad media de la vía o el número de vehículos/hora que transitan por dichas calles.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS