El Equipo de Gobierno no descarta hacer un túnel en la calle Santander

Los globos sonda en forma de filtraciones son una herramienta habitual para los políticos. Sirven para animar el cotarro, para pulsar una opinión a flor de piel, para distraer la atención o para lanzar la ocurriencia más absurda, buscando que la segunda peor opción parezca una maravilla.

Alguna de estas opciones parecía, sin duda, la mano de cartas que escondía el Equipo de Gobierno, después de filtrar a Radio Arlanzón que entre las múltiples opciones, se encontraba la construcción de un tunel que ocultase el tráfico en la calle Santander.

De hecho, esta fue una pregunta directa de la oposición al Equipo de Gobierno en el Pleno ordinario del mes de mayo, que encontró en la ambigüedad de la alcaldesa una respuesta. Ni sí, ni no, ni todo lo contrario. Cristina Ayala aseguró que una vez se conozca el estudio de tráfico, se tomarán decisiones. Pero claro, hay decisiones que quizás no requieran de un estudio de ningún tipo para ser descartadas.

La opción del túnel gana puntos tras saberse que la adjudicación de un contrato menor para la urbanización de la calle Santander fue a parar a una empresa de ingeniería de suelos, es decir, especializada en lo que ocurre bajo el suelo.

Este contrato, anunciado por el propio concejal de Urbanismo, Juan Manuel Manso, en abril, se planteó como negociado sin publicidad invitando a 3 estudios que desecharon la invitación. Fue el cuarto, el mencionado estudio experto en suelos, el que aceptó una propuesta que salió a licitación por 17.992 euros.

La idea de la peatonalización de la calle Santander ha suscitado prácticamente todo tipo de quejas y críticas. Curiosamente, éstas han llegado cuando lo anunció el ya Equipo de Gobierno de Cristina Ayala y no durante la campaña electoral, cuando el Partido Popular lo propuso.

Tras el globo sonda del túnel en esta céntrica calle de la ciudad, la asociación Andando Burgos ha puesto de manifiesto que este planteamiento es, en sí mismo, el reconocimiento implícito de que el tránsito por esta calle es, hoy por hoy, necesario. Su peatonalización, explican desde esta asociación «ni es obvia, ni es fácil, ni se puede hacer a costa de esconder coches».

OTRAS NOTICIAS