El Divino Valles sigue cerrado para COVID por voluntad política

PAC Urgencias Divino Valles 3

Muerto de risa. Así está el hospital provincial Divino Valles desde que el pasado mes de marzo la Junta de Castilla y León dijera que iba a utilizarlo para el coronavirus.

En la llamada primera ola, es comprensible que las administraciones públicas decretasen un confinamiento total para frenar una transmisión cuyos positivos se contaban en enfermos graves cuando no muertos. Pero ya sabemos lo que hay y las administraciones, en concreto la Junta de Castilla y León, tenía una misión: que la sanidad no se colapse por el COVID.

Y su misión ha fracasado estrepitosamente, porque prácticamente nada se ha hecho para ello.

La muestra más evidente es un hospital que podía estar funcionando hoy como centro de referencia COVID en la provincia de Burgos. Varias plantas se podían haber destinado, exclusivamente, a enfermos de coronavirus. Otra de ellas, por ejemplo, podría haber centralizado las tareas de rastreo, los PCR’s y demás gestiones de aislamiento relacionadas con este asunto.

La consecuencia directa habría sido contar con la capacidad total del Hospital Universitario de Burgos para el resto de las palotogías, se habría descargado de trabajo a los centros de Atención Primaria y estos, seguramente, podrían haber vuelto a recibir pacientes con ciertas precauciones.

No todas las ciudades de Castilla y León cuentan con infraestructuras hospitalarias, lamentablemente, pero Burgos sí. Claro que para ello habría que haber destinado importantes cantidades de dinero. Esta cuestión no habría sido problema ya que la Junta de Castilla y León cuenta con un presupuesto de entorno a diez mil millones de euros. Teniendo en cuenta que esta administración nos da a entender que lo único importante es la sanidad y el COVID, cabría pensar que se debe destinar la mayor parte de ese presupuesto a la sanidad.

Un médico en Castilla y León puede ganar, de media 42.000 euros al año, mientras que un enfermero podría rondar los 30.000 euros (tirando muy por lo alto). Por citar un ejemplo, si destinásemos los 20.000.000 de euros que le vamos a dar este año a Méndez Pozo para su tele, solo para contratar sanitarios, podríamos sumar más de 470 médicos o más de 660 enfermeros. A esto habría que sumar los costes de materiales varios que, con todo, no alcanzaría el presupuesto total de la Junta.

Aunque estos números no sean exactos y perfectos, nos dan una idea de que si el Divino Valles no está funcionando es única y exclusivamente por falta de voluntad política. Porque por dinero, no es.

loading...