El Covid se cuela en la Vuelta a Burgos

Israel Start up nation Salida Vuelta Burgos - Santi Otero
Israel Start up nation Salida Vuelta Burgos - Santi Otero

Solo una etapa ha tardado en confirmarse la presencia de «casos sospechosos» de Covid-19 en la Vuelta Ciclista a Burgos, la primera prueba del circuito internacional.

En la primera etapa saltaban todas las alarmas con el equipo israelí, que confirmaba el positivo en coronavirus de uno de sus corredores, que no se encuentra en España, y obligaba a apartar de la prueba a dos ciclistas que estuvieron en contacto con él y se preparaban para participar en la competición burgalesa.

Sin apenas explicaciones, se adopta esta decisión que dejaba muchos interrogantes sobre la mesa, como si las pruebas de detección se han practicado a todo el equipo y personal desplazado hasta la provincia o únicamente a quienes habían mantenido el contacto con el infectado.

Cuando el silencio reinaba en toda esta cuestión, antes de comenzar la segunda etapa, saltaba la noticia de que otro equipo, esta vez Emirates, se veía obligado a apartar de la cita a tres corredores, Sebastiano Molano, Cristian Muñoz y Camilo Ardina, por haber estado en contacto con otro positivo en Covid-19.

Para los tres se terminaba la Vuelta a Burgos antes de comenzar la segunda etapa, que discurría por Las Cuatro Villas de Amaya, pero sin embargo la situación comenzaba a tornarse complicada para una organización, la Diputación Provincial, que ha decidido guardar silencio ante lo ocurrido.

Se sabe que a todos los participantes se les había practicado una prueba PCR días antes de comenzar la Vuelta pero eso no impide que contrajeran el virus después o que los contactos que hayan mantenido desde entonces hayan acercado hasta Burgos nuevos casos importados.

Las dudas planean en el ambiente y muchos son los que se preguntan si los protocolos establecidos son suficientemente fiables y si, por ejemplo, se tiene controlado a todo el personal que se desplaza en la prueba y no solo a los corredores.

Son más de un millar de personas, entre ciclistas, técnicos, preparadores, personal de organización y Cuerpos de Seguridad, las que se desplazan día a día por la provincia y tal vez con ellos vaya la infección. ¿Son los controles suficientemente eficaces? ¿Todo el personal está supervisado y en todo momento? ¿Se tienen en cuenta los contactos que cada una de esas personas mantienen durante cada una de las cinco jornadas de la Vuelta?

loading...