El Covid aumenta la brecha educativa

Informe-intervenciones-Cáritas-durante-el-Covid

La pandemia del Covid-19 ha incrementado la brecha educativa de los menores en riesgo de exclusión, según pone de manifiesto el último informe de Cáritas Diocesana.

En Burgos, los menores a los que atienden, que son cerca de un millar en sus centros de Burgos, Miranda, Aranda, Villarcayo y Lerma, han sido de los más perjudicados por una situación en la que han acatado las normas con un gran sentido de la responsabilidad.

Durante los meses de confinamiento, sus centros permanecieron cerrados, y dirigieron su intervención al acompañamiento por teléfono o internet.

Para Mónica Martínez, responsable del programa a nivel provincial, los problemas más graves que han tenido que afrontar niños y adolescentes en riesgo de exclusión han sido «la falta de acceso a internet, la escasez de recursos tecnológicos, el desconocimiento y la falta de alfabetización digital de los menores y sus padres o las dificultades de los colegios para atender de forma más individualizada los casos más complejos».

Desde el programa de Infancia de Cáritas, señalan que los menores «fueron los primeros en sufrir la interrupción en sus actividades, los últimos en poder salir a la calle, los primeros sospechosos de ser grandes contagiadores, y aquellos a los que se ha culpabilizado por no cumplir las normas».

Para la responsable de Infancia de Cáritas, «se ha dejado de lado el derecho a la educación, agravando todavía más la brecha educativa y digital que ya afectaba a las familias vulnerables; el derecho al juego, con el cierre de parques y actividades de ocio; el derecho a la prevención, al no contemplar recursos en los presupuestos ni ayudas específicas; el derecho a la protección, con familias que han padecido falta de trabajo, de alimentos, de suministros y, en algunos casos, un incremento en la violencia familiar».

loading...