El Covid aflora las carencias de la sanidad de Castilla y León

lista de espera quirúrgica

La pandemia de Covid-19 ha aflorado las carencias de la sanidad de Castilla y León, así lo determina un estudio elaborado por la Federación Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Castilla y León, que hace una radiografía del sistema sanitario regional.

El documento refleja las evidencias que ha demostrado el coronavirus con respecto a las carencias demostradas por el servicio de salud y deja en evidencia las enormes diferencias entre lo presupuestado y lo gastado.

Esto es, según indica, una demostración más de la falta de profesionalización de los gestores y evidencia el desconocimiento de
la organización.

El análisis ahonda, entre otras cuestiones, en el personal del que dispone el sistema sanitario y corrobora que en Castilla y León en 2019 había menos profesionales de los que disponía en 2011, concretamente 520 menos, cuando ha aumentado la demanda y la especialización.

Esta carencia, determinan desde el sindicato, es la que ahora se ha sufrido a la hora de abordar la pandemia.

En cuanto a la formación sanitaria especializada hay que reconocer que todas las comunidades autónomas han experimentado un importante crecimiento en cuanto a la oferta de plazas, pero a pesar de este incremento, es insuficiente el número de plazas para cubrir las numerosas jubilaciones que en un futuro cercano se van a producir.

Castilla y León tiene el porcentaje más alto de médicos mayores de 60 años de todo el Estado, un 25,7%.

El gasto sanitario público en relación al PIB y por habitante Castilla y León no se encuentra en una mala posición con respecto al resto de comunidades pero en 2018 es inferior al que se destinaba en 2010.

En lo relacionado con las inversiones, el sindicato reseña que la realidad es
«deprimente»; al ser uno de los apartados presupuestarios en que la crisis más se ha cebado.

En 2010 se registraba la mayor presupuestación, con una caída estrepitosa en 2012 y 2013 para situarse en 2019 en un 38% menos que en 2010. En el proceso de Covid-19, se ha evidenciado y de forma acusada, toda esta falta de inversión en tecnología y producción.

loading...