El comercio burgalés secunda la huelga

Decenas de comercios burgaleses han echado el cierre este sábado con motivo de la huelga general convocada por los sindicatos en la provincia. Un piquete informativo, que ha superado el medio centenar de personas, ha girado durante toda la mañana por las principales calles de la capital burgalesa, informando sobre la situación actual del sector, tras el «bloqueo» en la negociación del convenio colectivo.

Los secretarios provinciales de UGT y CCOO, Pablo Fraile y Ángel Citores respectivamente, han participado en el piquete, y han confirmado que tras las primeras horas de huelga en la capital, el seguimiento «es bueno», con muchos comercios, entre ellos grandes cadenas del textil como el grupo Inditex, que han decidido echar el cierre secundando esta jornada reivindicativa y de paro.

Entre las demandas de este sector destaca el incremento salarial de los trabajadores y el mantenimiento de determinados complementos. Y es que el detonante de esta situación fue la previsión de eliminar del convenio colectivo los complementos de los trabajadores que estén de baja.

Además, tal y como informaron representantes de las organizaciones sindicales en la última asamblea pública, en Burgos la patronal no ha negociado un incremento salarial en los últimos años, a diferencia de otras capitales de provincia de nuestra Comunidad, donde se los incrementos salariales van desde el 2% al 3,4%, como en León, Zamora, Valladolid o Segovia.

El secretario de Acción Sindical de CCOO Servicios de CyL, Luis Sáez, ha explicado que en Burgos desde el año 2010 los salarios de los dependientes han subido una media de 54 euros, y los de los dependientes de Segunda se han incrementado una media de 49 euros al mes, lo que ha supuesto que muchos trabajadores estén en la actualidad cobrando menos salario neto que en el año 2010, por la subidas de IRPF o cambios de tramos de cotización.

Si lo comparamos con otras capitales de provincia, en el mismo periodo 2010-2019 en Valladolid se han subido 120 euros y 188 euros, en Ávila entre 133 y 135 euros, en Segovia de 149 a 209 euros, o en nuestra vecina Palencia, con un incremento de entre 266 y 200 euros al mes.

Con todo esto los trabajadores del comercio burgalés exigen un cambio y un avance en el convenio colectivo, pero sobre todo el desbloqueo en la negociación, y el cambio de actitud de la patronal.

La jornada de huelga de este sábado se ha desarrollado con normalidad y sin altercados, ya que los convocantes buscaban una jornada reivindicativa pero pacífica. Unos 4.000 trabajadores del sector estaban llamados a la huelga, que prevé mantenerse durante toda la jornada. El calendario de movilizaciones continuará durante las Navidades, con más convocatorias los días 23, 24, 30 y 31 de diciembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here