El campo de fútbol de San Juan de los Lagos, abandonado y deteriorado

Campo Juan de los Lagos Desperfectos Abandono (Octubre 2023)

El campo de fútbol 7 de Antonio Solana, situado en la Plaza de San Juan de los Lagos, muestra un estado actual de absoluto abandono y deterioro por parte del Ayuntamiento de Burgos.

No hay más que echar un vistazo al campo desde su entrada, donde uno se encuentra con las vallas que rodean a la instalación arrancadas y levantadas, pudiendo cualquier persona acceder a la instalación. Lo que en un principio es una instalación municipal que debería estar controlada y vigilada por personal del Ayuntamiento, resulta que es un campo de fútbol de hierba artificial donde cualquier persona puede entrar sin mayor problema.

Aunque el abandono no acaba ahí. Si se sigue caminando, se observa cómo en el descampado sobre el que se construyó el campo hay tirados numerosos objetos abandonados, como vallas destrozadas, rollos y secciones de hierba artificial sin usar, redes de porterías, basura o restos de paneles de madera.

Una vez se entra en el campo de juego, se constata como los diferentes elementos que lo conforman también muestran un aspecto lamentable. Empezando por lo banquillos, donde las láminas de metacrilato que en un principio lo recubren están arrancadas y tiradas por los alrededores del campo, además de las pintadas que hay en las que se mantienen.

Por otro lado, las porterías, un total de seis repartidas por todo el campo, tiene sus redes cortadas, provocando que no cumplan su función de retener el balón. La maleza va comiendo poco a poco terreno la instalación, por lo que en algunas partes ya está muy cerca del asfaltado donde están ubicados los banquillos y las vallas que rodean al campo.

Además, como ocurre en otras instalaciones deportivas de la ciudad, aquí no existen vestuarios a disposición de los usuarios.

Cabe recordar que, para estas instalaciones, el Ayuntamiento de Burgos anunció el pasado 13 de septiembre, la inversión de14.000 euros para renovar el vallado perimetral para impedir el acceso a usuarios que no lo hayan reservado. Esta actuación debería efectuarse antes de que termine el año. De momento nada de nada.

Este es un ejemplo más de la dejadez y la desatención que impera en el Ayuntamiento de Burgos una vez que se construye una nueva instalación pública. Al principio todos son buenas palabras y fotos, pero lo que casi siempre termina ocurriendo es que el Consistorio se olvida de su mantenimiento.

Lo hemos visto en otras zonas de la ciudad, como el Parque Félix Rodríguez de la Fuente, donde en agosto del año pasado se anunció que se adjudicarían las obras para su renovación antes de que finalizase el 2022 pero, a día de hoy, aún no se ha hecho nada.

De momento, lo único evidente es el deterioro extremo de este campo con el peligro que conlleva en el plano de la movilidad y de la imagen.

OTRAS NOTICIAS