El Burgos Promesas prohíbe la entrada a las instalaciones municipales de Castañares a Canal 54

El Burgos Promesas conculca la libertad de expresión y de prensa, arrogándose competencias que no son de su potestad en una instalación municipal

Unos 150 coches en el exterior de la instalación
Unos 150 coches en el exterior de la instalación

En la tarde de este sábado un equipo de Canal 54 se desplazó para cubrir informativamente el enfrentamiento entre Burgos Promesas y Real Burgos CF. Sin embargo el Burgos Promesas le impidió le entrada a las instalaciones de la Ciudad Deportiva, de propiedad municipal, que el filial del Burgos CF gestiona.

Con esta medida el club presidido por Pepe Manzanedo ha conculcando la libertad de presa e información, al no permitir a un medio de información acceder al campo de juego, como la Ley defiende, a realizar su labor informativa para toda la ciudadanía de Burgos.

También la situación ha causado malestar a varios aficionados del Real Burgos, que al llegar a las instalaciones se les ha comunicado que el partido era a puerta cerrada, circunstancia no publicitada con anterioridad por la entidad de Castañares. Sin embargo a la instalación sí que han podido acceder un centenar de seguidores del Promesas, entre ellos el Concejal de Podemos, Israel Hernando, que acompañado de su familia ha accedido a la instalación. El podemita en ningún momento ha ejercido como Concejal de todos los burgaleses y ni ha defendido, la libertad de expresión ni de información, y ha preferido mirar para otro lado y ver el partido en compañía de sus familias y amigos.

Israel Hernando contemplando el partido sin preocuparse por la violación de la libertad de expresión, acaecida en una instalación pública

Canal 54 viene cubriendo los partidos del Real Burgos, en las tres últimas temporadas a lo largo y ancho de toda la comunidad autónoma, y ésta es la la primera instalación a la que a los profesionales de Canal 54 se les niega el acceso.

El Burgos Promesas gestiona una instalación pública, sin embargo nunca ha cedido al Ayuntamiento de Burgos el porcentaje de tiempo que debe de ofrecer al Consistorio de los campos, según el convenio, ni ha presentado la memoria justificativa del equilibrio económico que se exige en el acuerdo.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS