El Burgos CF SAD: Un equipo deshauciado

No pasa un nuevo día sin que conozcamos la existencia de una nueva irregularidad, de la existencia de una nueva deuda del Burgos CF SAD.

Caselli-Plantio

No pasa un nuevo día sin que conozcamos la existencia de una nueva irregularidad, de la existencia de una nueva deuda del Burgos CF SAD.Sin embargo en las últimas horas el proceso se ha ido acelerando: se ha destapado sin rubor «la caja de Pandora».

A las ya conocidas reclamaciones del equipo técnico del ex entrenador Jose María Salmerón,unos 280.000€, se han ido haciendo públicas poco a poco la existencia de más deudas impagadas para con un nutrido grupo de personas.

Esta razón, las deudas,parece haber sido la causa de que el equipo filial, el Burgos CF Promesas haya ofrecido la carta de libertad a todos los jugadores de su plantilla y en especial a aquellos con los que se acumulan impagos.Algunos de gran importancia como Pibe,  ya han tomado inmediatamente la puerta de salida con dirección a Finlandia y la desbandada es generalizada.

En este entorno, se ha conocido que a finales de diciembre, el presidente Pepe Manzanedo, ha exigido por escrito al equipo de los Caselli, el pago de las cantidades que debieran de haberles abonado por distintos conceptos y que no se les han pagado, y que rondarán los 400.000€. Ello bajo la advertencia, que de no cumplir el equipo blanquinegro, en 15 días, no le permitirá utilizar la Ciudad Deportiva del Promesas para realizar los entrenamientos.

Tampoco el filial ha entrenado esta semana en protesta por la situación económica que padecen y el propio entrenador del equipo «Fosky», ya habría manifestado su intención de no continuar al frente del equipo, esperando el relevo para no dejar al equipo huérfano.

Como no podía ser menos, y visto lo anterior, en las últimas horas han dimitido del Consejo de Administración del equipo de los Caselli, los Consejeros Pepe Manzanedo y Julian Alonso, que al parecer han sido los últimos en comprender el naufragio del Burgos CF SAD, que al igual que el Titanic venía rodeado de grandes expectativas de futuro y grandilocuencia pero que se está hundiendo irremediablemente.

Por su parte el responsable del CD Bupolsa, Carlos Cámara, se ha unido a las manifestaciones de los acreedores del Burgos CF SAD, mediante un Tweet publicado en el día de ayer, en que exigía del Director General del Burgos CF SAD, Fernando Cassina, el pago de lo adeudado, tras calificarle de «vende humos» (sin que precisase el monto de lo adeudado por el Burgos CF SAD de los Caselli a su club ).

Tampoco podemos olvidar, en este sentido, la deuda existente del Burgos CF SAD para con el Real Burgos CF SAD (40.000€ adeudados por incumplimiento del convenio suscrito la pasada temporada). Suma y Sigue.

Pero, por si alguno de ustedes todavía no es consciente de la realidad del Burgos CF SAD, a lo anterior debemos unir las reclamaciones que al Burgos CF SAD le han realizado distintos clubes extranjeros ante la FIFA, que ya han conseguido bloquear la incorporación de nuevos jugadores al equipo de la Familia Caselli afectando ello al primer equipo y las categorías inferiores.Más de 43.000€ que permanecen impagados y que se suman a todo lo anterior.

Quedan pendientes de conocerse el resultado de otras otras reclamaciones de distintos jugadores y clubes que sin duda seguirán «engordando» la deuda de la entidad, así como el resultado de los compromisos de pago que, al parecer ,se contrajeron en su día con Estevez y a Toché para documentar el pago las cantidades presuntamente pendientes y facilitar su salida.

Por supuesto, las firmas suministradoras de material deportivo como Nike y Adidas,… se encuentran igualmente a la espera de ver «¿qué hay de lo suyo?», al igual que otra serie de acreedores de la ciudad, que guardan silencio sobre lo adeudado (alquileres de pisos, locales,viajes,…)entendiendo que de este modo tendrán alguna posibilidad de cobrar, que cada día ven más alejada.

El Ayuntamiento de Burgos, por su parte,acaba de iniciar expediente sancionador contra el Burgos CF SAD por su actuación en el partido contra Numancia, invitando a público a presenciar el mismo y animar al equipo, cuando la normativa sanitaria lo prohibía. Seguramente la JCYL hará lo propio en los próximos días.

A pesar de todo lo relatado,el Alcalde y su equipo de Gobierno, y el presidente del Servicio de Deportes Levi Moreno, siguen manteniendo el uso en exclusiva del estadio Municipal de El Plantío al Burgos CF SAD y negándoselo al Real Burgos CF SAD, razón por la que el Juzgado de Instrucción nº1 de Burgos, les investiga a todos ellos como presuntos autores de un delito de prevaricación administrativa.El Partido Popular ya les ha exigido explicaciones y transparencia, o convocará un Pleno extraordinario para ello.

También Daniel de la Rosa y los suyos, mantienen paralizado y sin resolver el tan cacareado concurso concesional para otorgar durante 40 años el uso del Plantío, que desde el principio pretendía destinarse al Burgos CF SAD de los Caselli, sin que se dé ninguna explicación a esta demora.

Pero, por si todo lo anterior no fuera suficiente, hemos de considerar que de acuerdo con el Reglamento Federativo la existencia de entrenador en un equipo resulta preceptiva, esto es imperativa, y que por tanto la RFEF no debió permitir nunca la disputa de ningún partido al Burgos CF SAD por no reunir los requisitos reglamentarios establecidos. No se puede iniciar una competición sin que el equipo disponga de ficha de entrenador, ni mucho menos que se mantenga durante casi toda una vuelta, suponiendo además esta conducta, una gravísima alteración del buen orden deportivo.

Por eso, y  haga lo que haga en la actualidad el Burgos CF SAD,mañana, pasado, la semana que viene, y esté en el puesto que esté de la tabla clasificatoria, no existe manera de resolver este incumplimiento que además ha desnaturalizado y viciado absolutamente la competición.Ello al margen de toda una gran amalgama de circunstancias que igualmente obligan a sancionar económicamente al Burgos CF SAD por distintas actuaciones.

Todo lo dicho, y salvo mejor criterio,implica que el Burgos CF SAD sea YA, un equipo desahuciado y condenado al descenso de categoría y a jugar las próximas temporadas en Tercera División y con unas deudas que presumiblemente superen los 5 millones de euros.