El barrio de Cortes por fin tendrá una unión peatonal con la ciudad

El concejal de Urbanismo, Juan Manuel Manso, ha anunciado la construcción de una senda peatonal y ciclista que conectará Las Veguillas con el barrio de Cortes. Se busca poner fin así a un sin sentido, permitiendo a un barrio periférico su unión peatonal con el casco urbano.

La senda, que se extenderá aproximadamente a lo largo de 2 kilómetros, será compartida por peatones y ciclistas, respondiendo a la necesidad de acomodar el alto volumen de personas que se espera transitarán por esta ruta. Con una anchura de 2 metros, la senda permitirá una coexistencia entre ambos grupos, si bien conviene recordar que el Plan de Movilidad de Burgos habla de 1,8 metros como itinerario peatonal accesible.

Sin embargo, esta mejora en la infraestructura vial conllevará cambios en la circulación actual. El tramo que va desde el Bulevar hasta la bifurcación entre la carretera de Cortes y el vial paralelo solo permitirá el acceso descendente, quedando vetado el acceso a Cortes desde este punto. Esta modificación se justifica por la necesidad de utilizar parte del espacio para la nueva senda peatonal y ciclista. A pesar de esta limitación, se han identificado alternativas viables para acceder al barrio desde otras vías, asegurando la conectividad y la accesibilidad para los residentes y visitantes.

El proyecto, que cuenta con el visto bueno de los vecinos, ha sido planificado y evaluado en colaboración con diversas áreas municipales, incluyendo Movilidad. Según Manso, esta medida es fundamental para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y contribuir a la creación de un entorno más sostenible y amigable con el medio ambiente.

El presupuesto base de licitación para esta obra se estima en 455.000 euros, y se espera que el proceso de licitación y adjudicación comience una vez se aprueben los presupuestos de 2024. Aunque el Equipo de Gobierno tiene la intención de iniciar las obras cuanto antes, se estima que este nuevo acceso peatonal y ciclista no estará operativo hasta finales de 2024, según las mejores previsiones, debido al procedimiento administrativo y las fases de construcción necesarias para su implementación. La ciudad aguarda con expectación esta transformación que promete mejorar la movilidad y la calidad de vida de los burgaleses.

OTRAS NOTICIAS