ARCHIVADO EN

El Balonmano Burgos se impone al Zamora (27-24)

A pesar de una mala primera parte, los cidianos se reponían y acababan llevándose dos puntos importantes

Foto: Javier Gómez
Foto: Javier Gómez

El Balonmano Burgos se impuso al Balonmano Zamora (27-24) en un partido que se le ponía cuesta arriba tras una mala primera parte. Los burgaleses finalmente se llevaban los dos puntos, importantes en la lucha por el ascenso, siguen en la segunda plaza a 2 puntos del líder, Guadalajara, los zamoranos continúan colistas.

Los cidianos empezaban fríos el partido, perdiendo desde casi el inicio y con muchos errores al ataque. La primera exclusión en el equipo, de Rubén Fernández, no ayudaba a disminuir esa diferencia de goles en el marcador y Zamora continuaba terminando sus jugadas.

Errores en defensa y en ataque continuaban lastrando a los burgaleses, junto con la lesión de Ernesto López en el minuto 7 y una muy buena actuación del portero rival, Forlino, ponían las cosas muy difíciles a los rojinegros, que llegaban a ponerse por momentos hasta 6 goles abajo.

Poco a poco, los locales iban mejorando en su juego y recortando distancias en el marcador, pero no sería suficiente para ponerse por delante al descanso, con el resultado de 10-12.

La segunda mitad empezaba con un alto ritmo de partido y los cidianos salían con ganas de empatar el partido. Y ese empate llegaba pronto, en el minuto 5 con un 14-14 en el luminoso que marcaba Pablo Gómez, canterano del Club.

Tras ese primer parcial, el Balonmano Burgos no volvería a estar por detrás en el marcador. Poco a poco, jugada a jugada, y gracias a las paradas de Lloria, claves ante los ataques zamoranos, ponían cuatro goles arriba a los burgaleses. Un resultado, que por momentos se recortaba, y por momentos se ampliaba, pero que acabaría dejando un 27-24 final. Dos puntos esenciales para seguir en la pelea por el primer puesto, que ahora ocupa Balonmano Guadalajara.

Roi Sánchez, entrenador del equipo burgalés, afirmaba tras el partido, «en la primera parte hemos estado francamente mal. Veníamos de perder el otro día en Alicante y evidentemente este tipo de partidos después de llevar 4 meses sin perder genera ciertas inseguridades que no hemos sabido gestionar bien. Aparte, el portero de Zamora ha estado extraordinario en la primera parte y todo lo que íbamos encontrando lo iba sacando. Atrás, sobre todo en la zona izquierda de la defensa, Zamora ha encontrado muy buenos espacios en penetraciones, no hemos sabido leer eso bien. La verdad es que el descanso nos ha venido muy bien. En el inicio de la segunda parte, el equipo ha salido muy enchufado y desde la defensa y el contraataque, y un excepcional Lloria, hemos podido sacar el partido”.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS