El Ayuntamiento vigilará las trampas al solicitar licencias, pero no sabe cómo

Exteriores Ayuntamiento Burgos (Septiembre 2022)

El concejal de Licencias, Ignacio Peña, ha querido advertir a quienes soliciten licencias de obra, que el Ayuntamiento está detectando trampas en los presupuestos que se presentan.

La advertencia no es nueva, el área que dirige este abogado de profesión, ya filtró esta información meses atrás a Diario de Burgos.

La trampa es la siguiente. A la licencia de obra le acompañan dos tipos de «impuestos»: una cuota tributaria y el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras, comunmente conocido como ICIO.

Lo que ocurre es que, según el presupuesto de la obra, así se paga. En el caso de la cuota, las obras inferiores a los 23.700 euros tiene una cuota fija, que ronda los 50 euros. Si el presupuesto sube por encima de dicha cifra, se abona un porcentaje, entorno al 0,18% del total, sin iva.

También el ICIO es porcentual y se sitúa sobre el 3,30% del presupuesto total.

Por ello, cuanto menor presupuesto se presente al Ayuntamiento, menos tasa se paga. Según el concejal de Licencias, los técnicos sospechan que las empresas burgalesas están presentado presupuestos mucho más bajos de la realidad. Y que lo hacen, insiste el edil, en cualquier solicitud, sea para la reforma de un baño o para construir un nuevo bloque de viviendas.

Peña ha hecho un llamamiento para que se pongan las pilas, pero no ha sido capaz de concretar cómo hará el Consistorio para vigilar y exigir la presentación de presupuestos más realistas. El edil deja caer la posibilidad de que se exija a las empresas presentar facturas al respecto.

En cualquier caso, el concejal asume que ante la falta de personal del Ayuntamiento, es difícil cargar con más tareas a los trabajadores municipales, es decir, realizar inspecciones y otros trabajos en cada uno de los casos. Un trabajo, por cierto, que debiera ser propio y de oficio para evitar la picaresca.

Y es que, no se puede obviar que si en Burgos existe esta practica habitual es, también, por la falta de inspecciones en esta material, que han llevado a las empresas a saber que aquí, es algo que se puede hacer sin apenas consecuencias.

OTRAS NOTICIAS