El Ayuntamiento usa la Llana de Afuera como almacén durante la Fiesta de las Flores

Preparación Fiesta de las Flores Plaza Huerto del Rey (Mayo 2022)

Pocos almacenes en el mundo son Patrimonio de la Humanidad. Pero Daniel de la Rosa es único en adoptar soluciones de lo más pintorescas.

Tal es así, que ha decidido que las terrazas que les han obligado a quitar a los hosteleros se dejen, provisionalmente, frente al antiguo Asador Aranda, en una de las fachadas de la Catedral de Burgos.

La jugada no puede ser más absurda. Por un lado, los floristas se encargan de «adornar» los monumentos de la ciudad; por otro, se explulsa a los hosteleros para «hacer bonita» la plaza de la Flora y, como consecuencia, parte de la Llana de Afuera se convierte en un almacén de mesas, sillas y toldos.

Quizás habría sido más sencillo trasladar a La Llana el mercado de las flores, unos 50 metros más allá de donde se está montando, de tal forma que existiría una plaza Huerto del Rey con su labor habitual y su servicio de hostelería y una plaza Llana de Afuera embellecida con flores y la actividad del mercado.

Se suma así un episodio más del sinsentido que está acompañando al Ayuntamiento de Burgos en todo lo que a la Fiesta de las Flores se merece.

OTRAS NOTICIAS