El Ayuntamiento tiene prisa por asfaltar las calles de Burgos y así nos va

Corte Carretera Asfaltado Obras Burgos

18 de agosto. Esta es la fecha que se ha marcado el Ayuntamiento de Burgos para finalizar la campaña ordinaria de asfaltado que arrancó a finales del pasado mes.

El problema es que las prisas se tienen que notar por algún sitio. Este año, esas prisas las sufren y padecen los vecinos de la ciudad, que ven cómo el Ayuntamiento planifica campañas de asfaltado en simultáneo en diferentes calles, aún a riesgo de entorpecer la movilidad de la zona.

Durante la visita, este miércoles, a la Avenida de la Constitución, era patente el malestar de algunos vecinos al ver cortados el tránsito en los dos sentidos de una calle con 4 carriles, o 6 si se cuentan los espacios de estacionamiento que han sido, evidentemente, suspendidos.

No es el único caso. Hace una semana, el Ayuntamiento de Burgos decidió asfaltar en simultáneo ambos lados del río Arlanzón a su paso por el complejo deportivo de San Amaro, obstaculizando la entrada a Burgos desde la zona oeste y sin señalización previa en los cruces anteriores, un clásico del Consistorio burgalés.

Está claro que las actuaciones de esta forma son más rápidas y conllevan un ahorro de dinero. Pero hay que tener en cuenta que la ciudad tiene que permanecer abierta y que no todo el mundo puede permitirse, por ejemplo, perder autobuses porque las rutas se modifican y las paradas se suprimen sin previo aviso.

Cuando las arcas municipales almacenan 70 millones de euros no gastados de años anteriores, bien podría «perderse» una semana más en esta campaña haciendo los trabajos compatibles con la convivencia.

OTRAS NOTICIAS