El Ayuntamiento expedientará al Burgos por jugar con público cuando estaba prohibido

Estadio-Municipal-El-Plantío

El Ayuntamiento de Burgos abrirá expediente contra la mercantil Burgos CF SAD por permitir el acceso a público en el encuentro ante el Numancia el pasado 5 de diciembre, a pesar de estar prohibido.

Dicho día, y a pesar de pesar prohibición expresa de las autoridades sanitarias de acceso de público a los campos de fútbol, las gradas del Estadio Municipal de El Plantío aparecieron coloreadas con la presencia de medio centenar de aficionados que, al parecer, habían podido acceder a la instalación gracias a la invitación que para ello les había sido cursada por el Presidente de la entidad y otros responsables.Es decir se trató de una actuación intencionada, permaneciendo el público en las gradas hasta el final del encuentro.

Así una vez más, gracias a la tolerancia, beneplácito y falta de control del Alcalde Daniel dela Rosa y su equipo de gobierno, el Estadio Municipal de El Plantío fue utilizado por el Burgos CF SAD para incumplir la normativa sanitaria y las medidas limitativas impuestas desde la Junta de Castilla y León, sin que por parte del Equipo de Gobierno Municipal del Ayuntamiento de Burgos se hubiera hecho absolutamente nada, hasta la apertura de este expediente, para castigar dicha conducta.

Al margen de ello, resulta indudable que la Junta de Castilla y León debería igualmente actuar, al ser el órgano competente para perseguir este tipo de infracciones por incumplimiento de la normativa sanitaria art 57.1.º de la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública «La realización de conductas u omisiones que produzcan un riesgo o un daño muy grave para la salud de la población», castigada con «Multa de 60.001 hasta 600.000 euros, pudiendo rebasar esta cuantía hasta alcanzar el quíntuplo del valor de mercado de los productos o servicios objeto de la infracción».

Destacar que no se trata de un incumplimiento por exceso de lo autorizado, sino un incumplimiento de lo prohibido. De aquello que no se puede hacer.
El Burgos CF SAD se convertiría así en el único equipo de Segunda B de nuestra comunidad, que podría ser sancionado por incumplir muy gravemente las normativas sanitarias al permitir la entrada de publico a sus encuentros cuando estaba expresamente prohibido.