El Ayuntamiento de Burgos volverá a invertir el dinero que no se ha sabido usar en 2023

Pleno Ayuntamiento (Septiembre 2023)

Lo que todos los Equipos de Gobierno ven como algo positivo, encierra una malísima gestión. Es habitual, y no por habitual positivo, que al final de cada ejercicio presupuestario sobre dinero.

Esto se produce porque nuestros gestores no son capaces de poner en marcha todo lo que han presupuestado. Esto implica que, casi siempre, nos sobra dinero.

Lo que ocurre con ese dinero es que no se puede gastar sin más. Es el llamado remanente de tesorería. Éste dinero sobrante, se suele usar para invertir en otros proyectos (aquí habría que recordar las llamadas inversiones financieramente sostenibles), en reducir deuda o reservar dinero para situaciones futuras.

Lo que va a hacer este Equipo de Gobierno, como ya hicieran otros, es coger ese dinero e invertirlo para que, en lugar de estar quieto, genere dinero.

Pero para llegar hasta ese punto hemos de pasar por la ineficacia municipal. ¿Porqué sobra dinero? ¿Porqué se anuncian subidas de tasas cuando está sobrando dinero? ¿Porqué presupuestamos más de lo que somos capaces de hacer?

La maquinaria municipal da para lo que da. En unos meses llegará ese momento de hacer un balance sobre la ejecución y presumiremos de haber ejecutado el 70%, el 80%, el 90% del presupuesto, cuando lo que tendría hacer cualquier Gobierno responsable es pedir perdón por dejar sin ejecutar el 10%, el 5% o el 1% si llegase el caso.

Ajustar los gastos y los ingresos no es tarea fácil, pero es que los ingresos los soportamos todos los ciudadanos, y no solo vía impuestos, mientras que los gastos se mueven con soltura entre el despilfarro (subvenciones a fundaciones, contratos deportivos…) y la falta de ejecución de proyectos. Así, al final de año nos sobra dinero sobre el que, lejos de avergonzar a los que lo que gestionan, les sirve para sacar pecho.

OTRAS NOTICIAS